El padrillo de El Paraíso ganó con El Encinal el Pellegrini y con Edict la Copa de Plata, retomó la punta de la estadística y a punto estuvo de un triplete històrico, pues El Patio fue segundo en el Anchorena

Por Diego H. Mitagstein

Un sábado maravilloso, y los triunfos de El Encinal en el Gran Premio Carlos Pellegrini (G1) y de Edict en el Gran Premio Copa de Plata (G1) le permitieron a Il Campione pasar al frente en la estadística de padrillos elaborada por el Stud Book Argentino y encaminarse hacia su segunda conquista consecutiva cuando apenas tiene debutando su cuarta generación en las pistas.

Para alcanzar a Fortify (Distorted Humor) al tope el caballo que trabaja en el Haras El Paraíso necesitaba sí o sí tener una tarde como la que vivió, conseguir éxitos en las pruebas más importantes del mitín internacional para descontar la diferencia pues, se sabe, los G1 desequilibran.

Y lo logró, incluso, quedando a las puertas de un triplete inédito, ya que El Patio, otro de sus hijos, aflojó cerca de la meta con Huapango Torero (Suggestive Boy) tras marcar el camino desde la partida para ser segundo en el Gran Premio Joaquín S. de Anchorena (G1).

Hasta noviembre, Il Campione no había logrado victorias de G1 en 2023, contra un Fortify que había festejado nada menos que en 6 de esas competencias, lo que le permitía mantenerse arriba. Pero primero llegó el triunfo de la propia Edict en el Gran Premio Enrique Acebal (G1), para luego dar paso al formidable doblete de la gran tarde en el Hipódromo de San Isidro.

Ahora el hijo de Scat Daddy lidera el ránking con 418.855.483 pesos contra los 376.006.123 que totaliza Fortify, una diferencia imposible de descontar con apenas un puñado de días de carreras por delante y pocas carreras con premios superiores.

El campeón chileno, que ya fue Padrillo del Año en 2022 tiene números impactantes en general, pues con 221 de sus crías que ya llegaron a las pistas, produjo nada más y nada menos que 155 ganadores, lo que da un tremendo 70,1 por ciento.

De ese grupo, siempre contemplando la actividad en nuestro país 23 son ganadores clásicos, con lo que da un 10,4 por ciento respecto de crías que compitieron y vencedores en pruebas de black-type. En 13  de esos casos los éxitos fueron de grado, y 5 son titulares de G1, grupo que completan el ya retirado El Musical, Doña Yerba y Escape Hatch.

Para tener en cuenta es que de ese grupo de vencedores en el plano superior todos los hicieron de la milla para arriba, y 4 de ellos en carreras de 2000 metros o más, lo que muestra una stamina impresionante. 

Volviendo a la estadística, Il Campione también lidera por hijos ganadores (109), por carreras ganadas (184) y por carreras corridas (1019), siendo el segundo reproductor en cantidad de crías que compitieron (192), sólo detrás de Angiolo (Grand Reward) (206), su compañerito en El Paraíso.

Lo que viene haciendo Il Campione en la reproducción aquí es formidable, transformándose en una aparición desequilibrante y llamada a dominar los ránkings por mucho tiempo, también como parte de una renovación muy esperada.

Si bien siempre estuvo por demás apoyado por cantidad y calidad de madres, en los últimos dos años sus libros subieron siguieron hacia arriba en ambos ítems, por lo que no cuesta demasiado imaginarse que lo mejor de su parte aún no llegó.

Il Campione la rompió toda en el día más importante del año para el turf argentino, pasó al frente en la estadística y,c omo siempre, se robó todos los elogios.