El reproductor de El Paraíso se impuso en la estadística general, y el caballo de El Alfalfar se consagró como Leading Freshman Sire

Por Diego H. Mitagstein

La temporada para los 2 años se clausuró el 30 de junio último, y siempre es un ámbito interesante para echarle una mirada a la estadística de padrillos en la materia, tanto en el plano general como en cuanto a lo referente a los reproductores de primera generación.

El ranking completo mostró a Il Campione (Scat Daddy) como un brillante líder, redondeando ocho meses excelentes, mezclando calidad con cantidad; si se habla de “freshman sires” habrá que contar sobre la muy meritoria conquista de Distinctiv Passion (With Distinction), la nueva apuesta del Haras El Alfalfar por la velocidad y que, con apenas 13 crías, mostró números promisorios y que llegan de ilusión a los Camogli.

Con su segunda generación en las pistas, Il Campione lideró por sumas ganadas, carreras ganadas e hijos ganadores (empatado con Hit It a Bomb y Super Saver), con Full Mast (Mizzen Mast) pisándole los talones, apoyado mayormente en el doblete de G1 de su cría Tan Gritona.

Crack en Chile, el padrillo de El Paraíso tuvo 10 productos vencedores en 12 ocasiones, dentro de una nómina que destacó al ya exportado Editorial Comment, ganador de los clásicos Guillermo Kemmis (G3) y Santiago Luro (G2); Emperadora, segunda en el Gran Premio Jorge de Atucha (G1); El Musical, que se impuso en el Crespo (G3); Es de Temer, tercero en el Antártida Argentina (L) y cuarto en el Gran Criterium (G1); y El Estelar, tercero en el mencionado Criterium.

Como se dijo, Full Mast tuvo un gran “semestre y pico”, con 8 crías ganadoras, y Fortify (Distorted Humor) fue tercero en la general, con el doble G1 y virtual Campeón 2 Años Macho Subsanador como carta sin emparde. Señor Candy (Candy Ride) quedó cuarto en la estadística  y Hurricane Cat (Storm Cat) quinto, con el datazo de haber sido el que más ganadores clásicos produjo, con la G1 Nueva Fragancia, Alberto de Mónaco y la G2 Wildest.

Ya en el marco de los padrillos de primera generación, lo de Distinctiv Passion fue llamativo. Tuvo apenas 13 crías, de las cuales 8 llegaron a debutar a los 2 años, con 4 que ganaron y totalizando premios por 7.030.700, cifra que, en el ranking general, lo dejó en una excelente décimo cuarta posición.

El segundo lugar fue para Bodemeister, que tuvo 5 hijos ganadores y, como todo Empire Maker, seguramente dará mucho que hablar a los 3 años y en distancias de la milla para arriba, característica que se repite en su línea paterna. Mismo concepto le cabe a Long Island Sound (War Front), que tuvo en el país 3 hijos ganadores y fue el único de los padrillos nuevos con un producto héroe clásico, gestión de Don Kazako.

Nashville Texan (Forestry) también vio a 3 de sus hijos vencer en la velocidad, y Security Risk (War Front) logró 2 conquistas, completanto el quinteto inicial de la estadística en el inicio de su andar en la cabaña. El inolvidable Try Twice sólo tuvo una cría, Milagrosa Sureña, que fue múltiple placé clásica -hasta ahora, al menos- y lo llevó hasta la sexta posición, con Silentio (Silent Name), Homage (War Front) y Ricardo Juan (Emperor Richard) como los otros tres padrillos nuevos que vieron al menos una cría ganar a los 2 años.

Ya los productos van desandando la segunda parte de la temporada, con las carreras más importantes por delante y muchas ilusiones rodando, buscando consolidarse con resultados en las pistas y pensar en un futuro garantizado en el haras.

Distinctiv Passion fue líder entre los padrillos de primera generación en 2022