El Musical le dio un notable triunfo en el Gran Premio Polla de Potrillos (G1), y su hija Doña Yerba llegó segunda en la de Potrancas

Il Campione ya había mostrado su generosidad en 2021 con su primera generación en las pistas, pero esta temporada el campeón chileno tuvo un despegue en su rol com uno de los padrillos jefes en el Haras El Paraíso y se supera semana a semana.

Hacía unos días había conseguido sumar su primer éxito de G1 como reproductor, cuando Doña Yerba se impuso en el Gran Premio 1000 Guineas (G1), sobre el césped del Hipódromo de San Isidro, pero el sábado último en la arena de Palermo tocó el cielo con las manos, gentileza de su hijo El Musical y su enorme éxito en el Gran Premio Polla de Potrillos (G1).

En rigor de verdad, a punto estuvo de hacer historia Il Campione, pues un rato antes la propia Doña Yerba había escoltado a Una Arrabalera (Cima de Triomphe) en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1), y, como para completar un fin de semana soñado, en Maroñas, Uruguay, Eye On the Prize, otro producto por Il Campione y que venía de conquistar allí el Clásico Ensayo (G3), fue tercero en la Polla (G1) local.

Los números de Il Campione son estupendos, con 53 crías ganadoras sobre 109 que corrieron, 7 de ellas logrando impactar en el plano clásico, 4 en carreras de grupo y 2, como ya se dijo, en el máximo nivel. Además de El Musical y Doña Yerba, el zaino ya produjo a El Informado, vencedor en los clásicos Jockey Club de la Provincia de Buenos Aires e Isidoro Aramburú (G3); Editorial Comment, titular del Guillermo Kemmis (G3) y del Santiago Luro (G2); Eritrean, que acaba de llevarse el Clásico Estrellas Cordobesas de San Francisco; El Estelar, fresco vencedor en el Clásico Vilmar Sanguinetti; y a El Gran Romano, que se impuso debutando en el José B. Zubiaurre, eso sin contar otros nombres de arrimes jerárquicos como El Darwin, Il Migliore, Eau Claire y Estela de Luna, entre otros.

Con un amplio apoyo desde siempre por parte de El Paraíso y Triple Alliance, Il Campione ya se consagró como un padrillo generoso y puede esperarse de su parte un final de temporada a toda orquesta, con varias de sus crías listas para seguir dando que hablar en las carreras más importantes del calendario.