La potranca ganó con mucha facilidad el Oaks, tal com había sucedido en la Pollla; el potrillo se aferró a la fangosa y a la distancia

MONTEVIDEO, Uruguay (Especial para Turf Diario).- Con la confirmación de Instamancha como la mejor potranca de la temporada al quedarse con el Gran Premio Selección (G1-2000 m, arena) y el salto a los primeros planos del potrillo Nakom con su victoria en el Gran Premio Jockey Club (G1-2000 m, arena) transcurrió la fenomenal jornada de este sábado en el Hipódromo Nacional de Maroñas, donde, además, Miltitoplp se reencontró con el disco haciéndose del Gran Premio de Honor (G3-2400 m, césped).

Sobre pista fangosa, Instamancha fue tan contundente en el Oaks como lo había sido hace 4 semanas en la Polla de Potrancas, repitiendo el camino que doce meses antes trazó Algecira Fever (Texas Fever), quedándose con los dos pases más trascendentes de la generación. Conducida con habilidad por el cada vez más efectivo Héctor Lazo, la defensora del Stud El Picapiedra salió decidida a darlo todo, marcando de cerca a la puntera Astrid (The Leopard), que buscaba tomarse revancha tras caer en la Polla.

Así corrieron casi siempre, hasta que al llegar el derecho Instamancha fue dominando por dentro y distanciándose, guardando energías para contener con bastante comodidad la atropellada de Honra Real (Agnes Gold), que terminó como escolta a 2 1/2 cuerpos y después de 2m5s60/100. A otros 9 largos, Menorca Fever (Texas Fever) acercó su actuación “gauchita” de siempre para completar el podio, con Over Love (T.H. Approval) en cuarto a 14 de la vencedora y Astrid al pescuezo en quinto, agotada.

Criada por el Haras San Miguel Queguay e hija de Quatro Mares (Jules) y Facebook (Real Quiet), Instamancha es preparada por Eber A. Ilaria y selló una evolución sorprendente desde la vuelta del turf por la pandemia, trazando ahora un panorama sumamente alentador para lo que será el futuro, con la posibilidad de enfrentarse con las mayores camino al Ciudad de Montevideo (G1) o intentar un choque con los machos en el Gran Premio Nacional (G1).

Así como la potranca fue pura contundencia en el Selección, situación casi idéntica fue la que se vivió en el Jockey Club, donde Nathan (Agnes Gold), el ganador de la Polla, no fue rival para terminar séptimo, dejando el escenario perfecto para el lucimiento de Nakom, que concretó por fin tras arrimar en el Criterium (G2), en el Ensayo (G3) y en el inicio de la Triple Corona.

Mostrando una adaptación formidable al estado de la cancha y al alargue de distancia, Julio de Arrascaeta arrimó al pupilo de Washington Bonacci en plena curva, cuando el puntero Bang Bang Boom (Christine’s Outlaw) comenzaba a cumplir su misión, de a poco comenzó a sacarse de encima las intenciones de Al Fin (Ecclesiastic) y desde los 300 metros fue un espectáculo, rematando con mucha fuerza y sacándole 3 1/2 cuerpos a este último rival, que, como en la Polla, volvió a terminar segundo; a medio más, Mourinho (Invasor) quedó tercero. El tiempo de 2m4s22/100 fue sensiblemente mejor al empleado por las potrancas. Con la chaquetilla del Stud Viejo Ferro, el ganador se crió en el Haras Viejo Molino y, sin dudas, el Derby lo aguarda.

Por último, fue estupenda la actuación de Miltitoplp, que después de casi un año pudo volver a ganar. Su festejo anterior había sido en el Nacional de 2018, y ahora estuvo excelente para batir por 7 3/4 cuerpos a Molequi Felipe (Potro Rex) en el Honor. Con Eric Acosta “up”, hizo galope largo en la delantera para ofrecer un unipersonal llamativo en el derecho y arribar en soledad a la meta tras 2m31s10/100. Gustavo Acosta lo presentó en gran forma para la caballeriza Don Tito, también su criador.