El caballo de Pozo de Luna atropelló en la recta y terminó a 3/4 de cuerpo del irlandés Earls Rock, que ganó una carrera espectacular con Flavien Prat brillando en sus riendas

ARCADIA, California (Especial para Turf Diario).- El Thunder Road Stakes (G3-1700 m, césped, US$ 100.000 de bolsa) de este sábado en Santa Anita Park era una carrera bien complicada para el caballo argentino Irideo, con mayoría de rivales de amplia experiencia y triunfos importantes bajo el brazo. Por eso, su cuarto puesto a sólo 3/4 de cuerpo del irlandés Earls Rock fue una gestión elogiable, que lo muestra con la capacidad de seguir soñando con sumar en el plano gradual.

Ya con 7 años aquí, el hijo de Easing Along y la campeona Infiltrada (Footstepsinthesand) venía de llegar quinto en sus 3 últimas salidas, sin tanto protagonismo y con algunos temitas de tránsito de por medio. Esta vez el jockey chileno Héctor Berríos siempre lo trajo libre y el alazán respondió descontando en la recta final.

Lo del ganador fue impresionante, porque hasta faltando 200 metros corría por los palos apretado y sin arrancar, pero cuando Flavien Prat apretó el acelerador salió como tiro para ganarle por el hocico a Du Jour (Temple City), con el gran favorito Air Force Red (Air Force Blue) en tercero al pescuezo y tras correr en persecusión del puntero Dark Shift (Eng-Dark Angel) desde la partida.

Entrenado por Marcelo Polanco y reservado del Haras Pozo de Luna, del empresario mexicano José Cerrillo, con Irideo se tiene la ilusión de realizar una campaña este año que le permita llegar a la Breeders’ Cup, que se correrá justamente en Santa Anita, aunque, está claro, el camino es largo.