El caballo del Stud RDI se recuperó luego de un par de resbalones clásicos y se impuso por 2 1/2 cuerpos sobre Candy Beer

Sólo había corrido una vez en la arena el brasileño Isner, quedando cuarto allá por los inicios de su campaña. Este miércoles, de regreso a esa superficie, el crédito del Stud RDI levantó sus acciones luego de dos no placé en el plano gradual y se impuso en el Handicap Mesa Alvear (1400 m), la prueba más importante de una reunión con lindas carreras de por medio en general.

Cargando 56 1/2 kilos, el hijo del recientemente desaparecido Agnes Gold atropelló fuerte en la recta final para sacar provecho de la lucha que sostuvieron adelante el favorito y topweight Cappello (Manipulator, 60 1/2) y Candy Beer (Señor Candy, 56), pasar de largo e imponerse con bastante solidez, en el que fue el segundo disco jerárquico para sus tabuladas.

Le costó de salida seguir el ritmo que imponían los punteros a Isner, que tuvo en Cristian Velázquez un jockey que siempre lo agitó para que tomara ritmo y no quedara demasiado lejos. En el codo su acción mejoró y cuando en el derecho empezó a descontar abierto, todo fue cuestión de tiempo.

Armado, de cabeza erguida, el oscuro preparado por Diego Peña tomó velocidad y fue un tren sin frenos, sometiendo a sus rivales sin lucha y resolviendo la historia en la buena marca de 1m21s15/100. A 2 1/2 cuerpos lo escoltó Candy Beer, que por 3/4 de cuerpo logró dejar tercero a Cappello en su duelo particular, con el resto llegando bastante más alejados.

Una mole de 510 kilos, Isner tiene por madre a la generosísima For Freedom, una hija del crack Ghadeer (Lyphard) y que tuvo como cría más destacada a Mojito (Dubai Dust), vencedor en 8 ocasiones entre Gávea y Cristal, en Brasil, contándose entre sus trofeos los que consiguió en los grandes premios Cruzeiro do Sul (G1), Joao Borges Filho (G2) yAlmirante Marques de Tamandare (G2).

En el país vecino también produjo a Newport Beach (Pioneering), que supo ser segunda en el Grande Premio Edmundo Pires de Oliveira Dias (G2), y también a Full Throttle (Redattore), que fue importado hacia la Argentina de potrillo y con los colores del Stud RDI supo vencer en el Clásico Comparación (L) de La Plata.

Isner tiene todavía terreno por recorrer en los handicaps, buscando sumar más victorias y más confianza de cara a volver a los clásicos, allí donde no pudo hacer pie en sus dos intentos previos. Por la forma en que ganó el Handicap Mesa Alvear, valdrá la pena volver a intentarlo con el handicap.