En su debut en pistas uruguayas fue impasable al frente para consagrarse; doblete clásico de Héctor Lazo

MONTEVIDEO, Uruguay (De un enviado especial).- Haciendo su debut en la arena local, la brasileña Itaperuna se lució para hacerse del Gran Premio Maroñas (G2-1000 m) derrochando calidad. Después de luchar adelante con la gran favorita Sub Princess (Subordination), la hija de Forestry levantó una muralla para contener sobre el disco las atropelladas de Brexit (Salto), Franken (Holy Roman Emperor) y Dog Valiente (Teeth of the Dog), que en ese orden y a hocico, hocico y 1 cuerpo, completaron la cuatrifecta.

Todavía con la felicidad por su triunfo en el Gran Premio José Pedro Ramírez (G1) con Ajuste Fiscal (Ioya Bigtime) dibujada en su rostro, el jockey Héctor Lazo redondeó su póker en la fecha con una faena que ofreció sobradas razones para entender porqué es el mejor de la actualidad.

Siempre con Sub Princess por dentro, incómoda pero presionando, Itaperuna comenzó a distanciarse a partir de los 450 metros. Cuando arrecieran las cargas, dio toda la sensación de que le iba a costar poder mantenerse adelante después del esfuerzo inicial. Sin embargo, a pura clase, resistió para coronar su notable éxito al cabo de 57s82/100.

Preparada por Ricardo Colombo para el Stud-Haras Cifra, Itaperuna venía de una floja performance en noviembre en Taruma, Brasil, en la única gestión de su campaña en la que no estuvo entre los dos primeros. Antes, en Gávea, Río de Janeiro, había brillado obteniendo el Grande Premio Adhemar e Roberto Gabizo de Faría (G3).