El hijo de Danehill ratificó el último domingo su generosidad con el triunfo de su hijo en El Derby (G1) de Viña del Mar

Por Diego H. Mitagstein

Si hubo un rubro hípico donde la globalización se sintió profundamente, ese fue en el de la cría. Muchos padrillos dejaron de tener una base fija y comenzaron a moverse por el mundo, en algunos casos, por muchos lugares diferentes, desafiando a los más ortodoxos y a los defensores de que el ambiente y su adaptación son una situación importantísima para cualquier caballo.

Como en todos los ámbitos, hay pruebas de nombres que apoyan las teorías y también hay otras en que nada sale como uno tiene pensado. Allí están los casos de Galileo (Sadler’s Wells) y Giant’s Causeway (Storm Cat), cuyos aportes en el hemisferio sur no le llegan a los talones del que hicieron y hacen en el hemisferio norte. Hay pensamientos, muchos, sobre qué puede pasar para observar semejantes diferencias en generosidad, pero no hay ninguna con el rigor científico como para ser considerada una verdad.

Viajar por el mundo se volvió una constante en la vida de los padrillos, y un grupo bien puede dar la talla para decir que han sido un éxito en todos lados. Buscando ejemplos sencillos, ubicar a Danehill (Danzig) y More Than Ready (Southern Halo) estará fuera de cualquier discusión.

Para un número importante de padrillos, el no poder estar radicados en un mismo lugar por un período prolongado, o, lo que es peor, cambiar permanentemente de “hábitat” ha sido una constante, mayormente, terminando en fracasos pronunciados.

Pero, claro, como en todo, hay nombres que han sabido superponerse a los movimientos y a ser dejados en un segundo plano, con el caso más reciente de Ivan Denisovich, que este domingo en el Sporting de Viña del Mar disfrutó de la estupenda victoria de su hijo Preparante nada más y nada menos que en El Derby (G1), el “desafío final”.

Cría de Irving Cowan en Irlanda, e hijo del mencionado Danehill y la campeonísima Hollywood Wildcat (Kris S.), la misma que le ganó a la crack argentina Paseana (Ahmad) en aquél inolvidable mano a mano en el Breeders’ Cup Distaff (G1) de 1993, Ivan Denisovich es el hermanito menor de War Chant (Danzig), que se llevó el Breeders’ Cup Mile (G1) en su paso por las pistas.

Compitiendo bajo la propiedad del propio Cowan y de Coolmore, Ivan Denisovich demostró un interesante poder, ganando en 3 de sus 14 presentaciones, contándose entre sus conquistas el July Stakes (G2) de Newmarket y el Solonaway Stakes (L), llegando segundo en el Secretariat Stakes (G1) y en el Prix Morny (G1) y tercero en el St. James’s Palace Stakes (G1) y en el Hollywood Derby (G1).

Retirado, Ivan Denisovich inició su campaña en la reproducción en Coolmore, sirviendo tanto en Irlanda como en Australia, pero para 2009 fue alquilado por el Haras El Sheikh. Al año siguiente, el brillante prospecto desembarcó en Chile tras ser adquirido por el Haras Matancilla, siguiendo una teoría de cruzamientos que venía dando excelentes resultados con Galileo (Sadler’s Wells), precisamente en Coolmore.

Nelson Sepúlveda fue el agente encargado de esa transacción, quien recuerda: “Matancilla tenía muchas madres por Dushyantor, que era un hijo de Sadler’s Wells) y Galileo estaba produciendo muy bien con las madres Danehill o alguno de sus hijos. Había que escoger un caballo preciso, con buena campaña y, lo más importante, con una madre muy corredora, una regla que me enseñaron Carlos y Víctor Hirmas. Ya habían tenido buena experiencia en esa línea con Semenenko (Vaguely Noble) y también estaba en ese tiempo Hussonet (Mr. Prospector), que era por Sacahuista (Raja Baba). Básicamente la idea era probar el nick al revés, es decir, Danehill por arriba y Sadler’s Wells por abajo”.

Ivan Denisovich sirvió por dos temporadas en el ya desaparecido Matancilla antes de ser vendido al Haras Don Alberto, y en sus primeras 3 generaciones en Chile produjo a Aire Bueno (G2), Go Casablanca Go (G2), Sotil (G2), Gondoliero (L) y los clásicos Get You, Pampero Iván, Skirt Black, Senza Paura, Chirlita y Big Casablanca.

Lo mejor del padrillo estaba por venir, pero ante la adquisición de caballos espectaculares por el sistema de shuttle, Don Alberto decidió enviar a Ivan Denisovich al Haras La Coluda, en Uruguay por 3 temporadas, en un arriendo que tuvo como vinculante a Pablo Núñez.

En el interín comenzaron a correr las primeras crías nacidas en la cabaña de Carlos Heller del reproductor, con un éxito realmente llamativo en relación a las posibilidades recibidas, siempre relegado ante nombres más potentes. Los G1 Nuevo Maestro, Samindar y Marie Madelaine fueron cabezas de esas camadas, a las que también pertenecieron los G3 Herrick y Soy Realidad y los clásicos Del Bosque, Larco, Ganivet, Oton y Cholo Sotil, la gran mayoría de ellos con madres nietas de Sadler’s Wells…

La producción de Ivan Denisovich no brilló, poco apoyada, pero sí el caballo ya está haciendo ruido como abuelo materno en Maroñas y Las Piedras. Ante el éxito evidente, Heller y Liliana Solari, su madre, repatriaron al padrillo para Chile, y a su regreso fue arrendado por el Haras Matriarca, donde de esa camada terminaría surgiendo Preparante, el más reciente gandor de G1 para el reproductor y que, antes, ya había conquistado el Alberto Vial Infante (G1) en el césped del Club Hípico de Santiago.

Se nombró a Matriarca, la cuna de Preparante, y hoy una de las cabañas con mayor empuje del otro lado de la Cordillera, contando actualmente con un plantel de 8 padrillos y que destaca proyectos bien interesantes como Imperia (Medaglia D’Oro), el japonés Hiraboku Deep -el primer Deep Impact en trabajar en Sudamérica- y Good Samaritain (Harlan’s Holiday). Matriarca fue noticia hace pocos días en los Estados Unidos gracias a la estupenda victoria que conquistó su yegua Sanenus (Scat Daddy) en el La Canada Stakes (G3) de Santa Anita Park.

Volviendo a Ivan Denisovich, después de esa temporada volvió a Don Alberto para quedar ya radicado allí y ocupando un lugar bastante más especial. Actualmente, con 18 años, el zaino comparte padrillera con Seeking the Dia (Seeking the Gold), Viscount Nelson (Giant’s Causeway), Stevie Wonderboy (Stephen Got Even) y Total Impact (Stuka), y también con muchos otros “viajeros” como él, como ocurrió recientemente con Constitution (Tapit) o Tourist (Tiznow).

A pesar de los cambios, los viajes y de tener que acomodarse a todo (crianza, genética, hábitat, costumbres), no pasa demasiado tiempo sin que Ivan Denisovich sea noticia por los triunfos de sus hijos en las pistas. Preparante fue el último mojón para una zaga que, seguramente, tendrá algún nuevo capítulo a futuro. Todo gracias a un caballo de clase, generoso y que da que hablar cada vez que lo dejan.