De punta a punta se quedó con el Clásico Emilio Casares (L); Huracán Estival lo escoltó desde un cuerpo

LA PLATA.- Jack of Hearts “plantó bandera” como el mejor velocista del Bosque al quedarse el 19 de noviembre último con el Clásico Ciudad de La Plata (G2). En su primera defensa del título, el hijo de Stay Thirsty ratificó su posición y demostró que su reinado recién comienza. Dominio total sobre sus rivales ejerció este martes en los eucaliptos para llevarse el Clásico Emilio Casares (L-1200 m), donde, como enorme favorito, superó por 1 cuerpo a Huracán Estival (Hurricane Cat), regulando de los 200 metros al disco.

Conducido por Eduardo Ortega Pavón, el zaino presentado por Carlos C. de Rose no tardó nada en asumir la vanguardia, estableciendo rápido ventajas importantes. Sus adversarios hicieron lo posible para seguirlo, pero no hubo caso. Pisó la recta, disparó y le puso candado a la cuarta conquistas de su campaña sobre apenas seis salidas. Desde atrás surgió Huracán Estival y de atropellada fue segundo, con Be Flexible (Incurable Optimist) redondeando una labor más que aceptable al quedar tercero a otro largo y medio.

Propiedad del Stud Elsie y de la cría del Haras La Quebrada, Jack of Hearts tiene por madre a Jaquelada (Southern Halo), una propia hermana de la G1 en la recta Jolly y del también gradual en la velocidad Jagger (Southern Halo), luego padrillo en el Haras La Payasada. Jack of Hearts viene volando y su futuro parece venturoso. La pregunta surge en si seguirá en la velocidad con codo o si irá por más en la recta, un escenario diferente pero que envuelve trofeos mucho más importantes….