El hijo de Catcher In the Rye salió de perdedor reprisando en el Premio Nenette

LA PLATA.- De malo para abajo fue el nivel que tuvo la jornada de jueves en el Bosque, con 11 carreras de por medio y todas de carácter condicional. No hace mucho las reuniones platenses solían ser entretenidas, con premios competitivos y lotes repletos de participantes, pero la actual Administración hizo retroceder varios casilleros la actividad hípica sureña, no sólo con un hipódromo que se cae a pedazos, sino también destruyendo su usualmente buena programación y pagando recompensas que hoy son la mitad de lo que “se consigue” en San Isidro o Palermo, cuando en muchos casos antes eran hasta superiores.

Nada en lo que el Estado meta la mano funciona en la Argentina, y el querido circo platense no es la excepción, con gente ocupando puestos por cuestiones políticas y un desconocimiento del turf y su mundo que no llama la atención.

Dicho esto, potrillos de 3 años perdedores le dieron forma al Premio Nenette (1200 m, arena), donde Jaque Al Rey cumplió una reprise ideal, en su primera salida bajo la preparación de Oscar Frávega. Con 3 no placé en San Isidro y Palermo en la previa, cuando todavía revistaba a las órdenes de Jorge Mayansky Neer en Palermo, el hijo de Catcher In the Rye y Forty Reina (Roar) criado por el Haras Bayakoa fue imparable para superar por 3 cuerpos al favorito Picaflor Letal (Don Letal), estableciendo la aceptable marca de 1m12s28/100 para la distancia. William Pereyra no tuvo fallas en las riendas del crédito del Stud La Frontera, que embolsó 350.000 pesos por su victoria.