Cargando un topweight exagerado la hija de Porta del Alto ganó el Handicap Marina Lezcano

Con las chapas puestas es todo fácil, pero, más allá del éxito de Jazz Bass en el Handicap Marina Lezcano (2000 m, arena), del sábado en Palermo, la yegua del Stud-Haras El Wing fue inmerecidamente castigada con los kilos. El topweight de 59 cargó la hija de Portal del Alto, que venía de vencer por tercera vez en el plano condicional y que había agarrado antes un par de chapas lejanas en pruebas de grupo.

No se entienden las razones del handicapper para cargarla de semejante manera ante algunas adversarias que la superaban en antecedentes, pero la zaina tuvo la clase necesaria como para superar el trance y cruzar el disco adelante, batiendo por el hocico a Sinsa Dong (Sebi Halo, 55 1/2), la revelación de la carrera y de campaña similar a la ganadora…

Con Francisco Leandro en sus rendas, ratificando su gran momento, Jazz Bass se quedó con una carrera imposible, pues nunca trajo una acción que entusiasmara demasiado, pero de los 150 metros al disco arreció abierta para tapar en la meta a Sinsa Dong, que por fin había podido resolver el pleito que venía sosteniendo con la favorita Gamble Rules (Roman Ruler, 56 1/2)), finalmente clasificada tercera a 1 largo, todo tras 2m3s61/100.

Reservada de El Wing y a cargo de Pablo Pahagián, Jazz Bass dio la nota, superó un lastre exagerado y dio un pasito para volver a ilusionarse con llegar a los clásicos.