Carlos D. Etchechoury se llevó los dos G1 del sábado; el hijo de Super Saver le dio el doblete en la carrera al Stud Las Monjitas

Lawson (Le Blues) aparecía como la figura clara para el Gran Premio 2000 Guineas (G1-1600 m, césped), primer choque de máxima jerarquía para los 3 años en el segundo semestre, pero la baja a último momento por una molestia en la paleta del invicto abrió el panorama. El que mejor aprovechó la circunstancia fue Jazz Seiver, que mantuvo su foja inmaculada con una actuación interesante y que lo encumbra entre los potrillos.

Había sido interesante la primera muestra del hijo de Super Saver criado por el Haras Firmamento, dando cuenta bajo idénticas circunstancias de Intense Sound (Long Island Sound), pero ahora dio un saltito y fue un poco más lejos, obsequiándole al Stud Las Monjitas su segunda victoria en la Polla del Jockey Club, tras aquella que la divisa de Camilo Bautista consiguió en 2016 con Hat Puntano (Hat Trick).

Con Adrián Giannetti en sus riendas, el zaino aguardó en la zaga del grupo mientras Hacer Un Puente (Cosmic Trigger) corría adelante con parciales suaves, y sólo apuró la marcha al pisar el derecho, cuando Agreeable (Equal Stripes) emparejaba la línea del líder sin poner a correr.

De los 300 metros al disco llegó lo mejor, embalado, Jazz Seiver se puso a la par y poco a poco fue torciéndole el brazo a Agreeable, que cuando quizo rematar ya había perdido en el golpe de velocidad. Así siguieron hasta llegar al disco en ese orden y separados por 1 1/2 cuerpo, mientras Hacer Un Puente era tercero a medio largo y tras 1m36s13/100, marcaba 1s6/100 más lenta con respecto al empleado por las potrancas en las 1000 Guineas.

En Jazz Catch (Catcher In the Rye), aquella que a los 3 años y en 2014 ganó el Beazley (G2) y fue segunda en el Gran Premio Selección (G1), Jazz Seiver se suma a una temporada promisoria para Las Monjitas en materia de productos, pues, por ejemplo, también tiene a Natan (Señor Candy), segundo en el Gran Criterium (G1) y en el Estrellas Juvenile (G1), como protagonista en el proceso selectivo.

Con Jazz Seiver el entrenador Carlos D. Etchechoury redondeó un doblete para el aplauso en las Guineas de San Isidro, en una temporada en la que viene ejerciendo un dominio abrumador sobre las canchas del Jockey Club.

Jazz Seiver se subió al grupo de los potrillos más destacados del momento y tiene por delante la posibilidad de cambiar a la arena de Palermo para correr la Polla (G1), o esperar el Jockey Club (G1), quizás, previo paso por el Ensayo (G3). Lo que haga el mencionado Natan jugará un rol fundamental en el futuro del héroe de las Guineas.