El potrillo de Las Monjitas, uno de los mejores 3 años de 2022, reprisó ganando y ahora se enfrenta con el invicto Camus Superior

Será una tarde para no perderse detalle la de este sábado en el Hipódromo de San Isidro, con 4 pases clásicos de por medio, varias pruebas para 2 años y otras condicionales de excelente nivel, sin contar los varios millones de pesos que se “asegurarán” en diferentes apuestas, casi que garantizando el éxito del día y una recaudación suculenta.

El pase central del día será el Clásico Porteño (G3-2400 m, césped), para todo caballo desde los 3 años y último paso preparatorio antes de la llegada del Gran Premio 25 de Mayo (G1), la segunda carrera más importante de cada temporada en el escenario del Jockey Club Argentino para los mayores, después del Gran Premio Carlos Pellegrini (G1), obviamente.

Dentro de un ranking que tiene a Miriñaque (Hurricane Cat) al tope, al menos por el momento, mientras el tordillo apunta primero al Gran Premio República Argentina (G1), hay varios fondistas con ganas de sumar puntos que le permitan llegar a la carrera patria en el lote de los máximos candidatos.

Es el caso de Jazz Seiver (Super Saver), el héroe que tuvieron aquí las 2000 Guineas (G1) en 2022 y que acaba de sortear la reprise quedándose fácilmente con el Clásico Regimiento de Granaderos a Caballo (L), cargando 58 1/2 kilos bajo régimen de handicap.

La historia no será nada fácil para el zaino de Las Monjitas, que se las verá con dos pupilos de Roberto Pellegatta y Juan Saldivia que se las traen. Uno es el invicto Camus Superior (Vástago Salvaje), que confirmó en la arena de Palermo todo lo bueno que había hecho en el interior y ahora enfrenta el reto de subir a la milla y media, de competir por primera vez en el césped y de estrenarse en el plano gradual. El otro se llama Pelo Platinado (Cima de Triomphe) y es un viejo conocido, capaz de construir con su atropellada gestiones generosas, más allá de su irregularidad.

Master Clette (Mastercraftsman) viene embalado, con 3 triunfos al hilo y en una serie que tocó su techo con el triunfo que logró en el Clásico Expressive Halo (L) de Palermo, aunque ahora se las verá con otro tipo de adversarios, mientras que no son pocos los que dicen que hoy puede ser el día del generoso Menino do Río (Fortify).