El jockey dominicano lleva 15 victorias en la serie, y se llevó por segunda vez el Classic, que había ganador en 2018 con Accelerate

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- Cuando se habla de grandes carreras, Joel Rosario siempre es protagonista. Y este fin de semana en el hipódromo local el jockey ofreció su mejor versión, alcanzando las 15 victorias al cabo de su participación histórica en el festival y venciendo por segunda vez en el Classic con Knicks Go (Paynter), tras haberse quedado con la versión de 2018 en las riendas de Accelerate (Lookin At Lucky), en Churchill Downs.

“Es un caballo muy rápido, y por eso fue a la punta como hace siempre. Largó muy, pero muy atento, y luego hice lo que me pidió Brad (Cox, el entrenador): dejarlo correr a su gusto. Aceleró y aceleró en todo momento; más veloz iba, más veloz quería ir. Estaba muy cómodo en su acción, disfrutando el ritmo que traía; estuvo muy relajado, muy calmado; simplemente puedo decir que es un caballo maravilloso”, fue la primera reflexión del piloto dominicano.

Sobre sí se sorprendió por venir sólo adelante en una carrera que se mostraba extremadamente veloz, explicó: “Sale muy fuerte y yo se que él puede venir así, por lo que en ese momento sentí mucha confianza. Cuando llegó la recta estaba intacto y sólo corrió hasta la meta con todo lo que tenía, dejando en claro que sus condiciones las pudo llevar perfectamente a los 2000 metros”.

Ya al momento de analizar su temporada en particular, Rosario expresó: “Todo ha sido increíble y sólo tengo que agradecer a toda la gente que, como Brad, me ha dado posibilidades. Todos me han ayudado. Pero no me quiero quedar allí: quiero dar mis respetos a todo el mundo que da soporte a nuestro deporte y a mi equipo de trabajo, porque nada sería posible sin ellos”.

Joel Rosario hizo su trabajo a la perfección con Knicks Go, cerrando una participación inolvidable en la Breeders’ Cup. Otra más y van…