Novedades positivas alrededor de los cuatro jockeys que se accidentaron la última semana

La del miércoles fue una tarde de novedades para varios de los jockeys que se accidentaron la última semana, como los brasileños Jorge Ricardo y José da Silva y Brian Enrique.

Con múltiples vértebras y un par de costillas fracturadas, “Ricardinho” recibió el alta médica en la Clínica de la Trinidad y se retiró a su domicilio, donde lo aguarda una rehabilitación que podría extenderse hasta los seis meses, según los especialistas que lo atienden.

“Estoy bien, por suerte, y contento de poder salir del hospital. La semana que viene veré un traumatólogo de columna y apuntará a recuperarme lo más rápido posible”, contó el látigo carioca, aunque sin dar mayores precisiones sobre lo que será su futuro en la actividad.

Por su parte, también está en su domicilio José da Silva (foto), que sufrió la fractura de su muñeca izquierda al caer en el césped de Palermo. El profesional superó la operación sin ninguna complicación y ahora también tendrá que hacer frente a un proceso con kinesiólogos cuando llegue el momento de empezar a poner en movimiento la zona tratada. 

Por último, Brian Enrique fue sometido a una intervención quirúrgica en la clavícula derecha que se fracturó en la cuádruple rodada de la que fue protagonista el miércoles de la última semana en el Hipódromo de San Isidro. El profesional pronto estará en su casa para atravesar el período de recuperación.

Otro dato positivo lo tuvo como protagonista al jockey uruguayo Pablo Falero, que también tuvo participación en el accidente múltiple de hace una semana en el Norte. Ya totalmente recuperado de los golpes que le ocasionó la caída, y mañana disfrutará de su “reprise” en la arena de Palermo, donde montará a Nashville Femme (Campanologist) en la cuarta competencia, con la chaquetilla de Santa Elena.