La campeona argentina amagó lindo al pisar la recta, pero terminó a 5 1/4 cuerpos de la gran favorita Santa Barbara en el G1 de Arlington Park

ARLINGTO HEIGHTS, Illinois (Especial para Turf Diario).- Era un desafío durísimo, el más bravo desde que desembarcó en los Estados Unidos. Por eso terminó con un aprobado la actuación de la campeona argentina Joy Epífora en el Beverly D. Stakes (G1-1900 m, césped normal, US$ 392.000 en premios), terminando cuarta a 5 1/4 cuerpos de la gran favorita Santa Barbara, con la que Aidan O’Brien, Ryan Moore y Coolmore sumaron otro gran triunfo en el norte.

Con Declan Cannon en sus riendas, la Fortify atendida por Ignacio Correas (h.) y que corre para el Haras La Nora corrió a la expectativa en todo momento, cerrando la marcha no lejos y a la espera del momento preciso para atropellar mientras Mean Mary (Scat Daddy) marcaba el paso. Avanzó en la parte final del codo la alazana y amagó con prenderse, incluso, quedando tercera en algún momento, pero arriba perdió un poco de fuerza y una posición.

Desentendida, Santa Barbara dominó frente a las tribunas y abrió 3 largos de diferencia sobre Mean Mary, consiguiendo su segundo conquista de G1 en el Norte, pues venía de imponerse en el Belmont Oaks (G1) de Belmont Park. Al pescuezo, la irlandesa Lemista (Raven’s Pass) fue tercera y a otros 2 cuerpos finalizó Joy Epífora.

La mejor 2 años de 2019 en San Isidro y Palermo venía de terminar segunda de Naval Laughter (Midshipman), una rival a la que ahora dejó a 15 1/2 cuerpos cerrando la marcha, un detalle. El nivel de Joy Epífora en sus últimas 4 actuaciones ha sido remarcable, aunque entre rivales fuertes y algo de poca fortuna, el triunfo se le sigue negando.

Si es capaz de mantenerse así, no tardará en llegar un merecido primer éxito en el norte, además de más gestiones de valor en las carreras más importantes para las yeguas entre la milla y los 1900 metros, distancias donde la oferta, por fortuna, es grande. Cumplió la argentina y eso en un G1 nunca está nada mal.