La hija de Fortify aparece como muy sólida candidata de cara al Handicap Saint Simon

Por segundo día consecutivo el turf tendrá como escenario central en Argentina al Hipódromo de San Isidro, ahora para recibir un programa de escasísimo nivel técnico y compuesto por 15 competencias, la mayoría o alternativas o para ejemplares veteranos. Entre ellas sobresale el Handicap Saint Simon, que sobre una milla de arena medirá yeguas desde los 5 años.

Da la sensación de que Joy Velika (Fortify, 59 1/2) sobra la categoría y, en condiciones normales, el triunfo no debería escapársele. La pupila de Enrique Martín Ferro tiene una larga colección de actuaciones clásicas en su haber, habiendo ganado la Polla de Potrancas (G2) de 2019 en La Plata y terminado segunda en el Miguel Luis Morales (G2), en el Carlos P. Rodríguez (G2), en el Paseana (G2) y hace menos de dos meses en el Espirita (L), sin olvidar sus terceros en el Gran Premio Selección de Potrancas (G1) y en el Clásico La Mission (G2).

Si la segura favorita no está en su nivel, quizás pueda complicarla Splendid Nistel (Van Nistelroooy, 50 1/2), que irá en pelo tras recobrar la senda de la victoria en Palermo. Siempre pintó para yegua buena la alazana del Stud El Insistente, a la que seguramente se verá correr en la punta o sus cercanías.

La rendidora Romana de Areco (Roman Ruler, 58) viene de dos labores poco vistosas, pero antes había sabido vencer en el Handicap Juvencia. Dona Alice (Morning Line, 53 1/2) y Joy Helada (Fortify, 52 1/2) parecen las más indicadas como para dar el golpe, porque tienen buen nivel y también porque llevarán pesos bastante bajos.