La hija de Fortify (izq.) se enfrenta con Bianca Jay en el Clásico Espirita, sobre el césped de San Isidro

Cuando se estén entregando las copas del Clásico Federico de Alvear (G2) ya estarán saliendo a la cancha las animadoras del muy interesante Clásico Espirita (L), que sobre 1800 metros medirá yeguas desde los 4 años bajo régimen de handicap. Buscando volver a cruzar adelante el disco después de 26 meses, Joy Velika (Fortify, 58 kg.) intentará hacer pesar su roce a nivel gradual.

Ganadora de la Polla de Potrancas (G2) de 2019 en La Plata, la pupila de Enrique Martín Ferro sumó varios arrimes importantes desde aquél festejo, como el haber sido segunda de Elvas (Catcher In the Rye) en el Clásico Carlos P. Rodríguez (G2) o de Siempre En Mi Mente (Equal Stripes) en el Clásico Paseana (G2). En su más fresca salida finalizó tercera de Justify My Love (Agnes Gold) en el Clásico La Mission (G2), dándole actualidad a su forma.

Baja de nivel y se cruza con Bianca Jay (Roman Ruler), encargada de portar el peso máximo de 59 kilos y tras su más que aceptable cuarto en el Clásico Sibila (G2) que tuvo como vencedora a Escabiar (Portal del Alto). Vencedora de Henestrosa (Treasure Beach) en el Handicap Seductor, dará pelea en el derecho.

Protagonista del proceso selectivo para las potrancas sobre el césped en 2020, Forty Cinque (Ecólogo, 53 1/2) va recuperando su mejor forma y arriba a este regreso a los clásicos después de ganar dos condicionales seguidas. Llevará poco peso y capacidad le sobra.

Para sorprender, los nombres más indicados son los de Nicole Rye (Catcher In the Rye, 54) y Light of the City (City Banker, 55), con buenos antecedentes como para entusiasmar.