La hija de Timely Advice se lució en el G3 corrido este sábado en el Hipódromo Monterrico

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Karmi (Timely Advice) fue arrolladora en el Clásico Felipe Pardo y Barreda (G3-2000 m). Sin discusión alguna, se catapultó al primer plano entre las yeguas fondistas de Monterrico gracias a un triunfo bien labrado y que permitió apreciar todas sus condiciones. Esta vez venciendo a la gran favorita Waymea (Pegasusbystorm), otra ‘peso pesado’ que sucumbe ante el crecimiento de la tresañera.

Porque así como fue Ikaya (Bradock) a finales de enero, ahora fue la hija de Pegasusbystorm la que no tuvo capacidad de reacción frente a la atropellada letal de la entrenada por Camilo Traverso, que apareció en la recta con una fuerza superior para quedarse con su primera prueba de grado.

Karmi parece que hubiera aprendido a correr pausada, guardando toda la energía para el final. En el recuerdo va quedando la imagen de la yegua que salía a imponer sus ligerezas, a veces con el costo de quedarse con el tanque vacío en la definición, allí donde más lo necesita. Pero tanto en su anterior victoria como en la de hoy, supo resolver todo corriendo de atrás, aunque esta tarde desplegó un avance tan poderoso que hasta pareció sentirse cómoda haciendo el papel de atropelladora.

Claro que Waymea, la puntera, también contribuyó a que ese avance sea más espectacular. Edwar Tolentino, su jockey, tomó muy en serio la presión que le impuso Reina del Nilo (Privately Held) desde los 700 metros finales y lejos de dejarla pasar –cosa que le hubiera permitido darle un poco más de aire a su conducida– se entercó en discutirle la punta. Cuando se pudo sacudir de esa marca, a falta de 200 metros para la meta, ya tenía encima la sombra de Karmi que, simplemente, la pasó de largo y la dejó parada.

Igual, los casi 7 cuerpos de separación establecidos no dejaron dudas del triunfo. Karmi no estaba hoy para derrotas y, por el contrario, con este nuevo éxito se consolida en las dos curvas a la espera –seguramente– de Juliana (Eye On Jacob), para cobrarle la revancha. Las demás se mostraron inferiores. Providencia (Colonel John) solo se acercó en la recta final para reclamar el tercer puesto, aunque alejada, pero quedando más puesta para una próxima actuación.

Néstor Obregón Rossi

www.peruhipico.net