El fantástico hijo de Katmai estuvo intratable en el Sporting y estiró su invicto a 10 salidas; su propietario manifestó que se tomará unos días para pensar sobre si viaja o no al Latinoamericano; el argentino Daktari fue notable tercero

VALPARAÍSO, Viña del Mar (Especial para Turf Diario).- Kay Army le regaló al muchísimo público que colmó una vez más las instalaciones del Sporting de esta ciudad la actuación formidable que todos querían ver. Ratificando su condición de crack, la retrasada versión 2024 de El Derby (G1-2400 m, césped) fue apenas un paseo por plata para el crédito del Stud Identic, que se mostró en otro nivel para alcanzar, de paso, la Triple Corona Nacional, repitiendo las hazañas previas del inolvidable Wolf (Domineau) y de Fortino (Midshipman). 

No sólo nunca perdió en sus 10 actuaciones, el hijo de Katmai, además, se la pasó despachando rivales de forma aplastante, ganándose, con absoluta justicia, el título de mejor 3 años de Sudamérica. Como había sucedido antes en la Polla de Potrillos (G1), en el Clásico Alberto Vial Infante (G1), en el Nacional (G1), en El Ensayo (G1) y en el St. Leger (G1), el alazán preparado por Juan Pablo Baeza -llegó a sus 9 éxitos en El Derby…- ofreció un espectáculo de altísimo vuelo.

Oscar Ulloa aguardó cerquita hasta la recta para pedirle mayor protagonismo, dejando que el argentino Daktari (Daddy Long Legs) fuera el encargado de marcar el camino con ciertas libertades. Una vez frente a las tribunas, Kay Army arrancó por el centro de la pista, dominó en 4 saltos y se separó como si tal cosa, alcanzando la meta con 6 1/4 cuerpos de ventaja sobre Wentrue (Mo Town), su escolta, una diferencia que, de habérselo propuesto, podría haber sido mucho más amplia. A 1 1/2 largo, Daktari completó una gran actuación llenando el podio, todo tras un gran tiempo de 2m25s10/100.

Cría de la propia familia Hurtado Vicuña, y con la yegua argentina Soviet Army (Pure Prize), como madre, Kay Army conmovió una vez más con su generosidad competitiva, ratificó su tremendo potencial y encendió una ilusión gigante de aquí en más para el turf chileno, pues, se deduce, seguramente vaya a buscar hazañas en las hípicas más importantes, ya sea con sus colores o alguna transacción de por medio.

Por lo pronto, es segura su nominación para el Gran Premio Latinoamericano (G1) del mes próximo en Monterrico, aunque José Hurtado, su dueño, manifestó después del triunfo en El Derby que se tomará una semana para decidir al respecto, lo que reduce muchísimo el margen, pues restarán menos de 20 días para la carrera continental.