Segunda en los clásicos Etoile (L) y Necochea (L), la hija de Hurricane Cat enfrenta 5 rivales en los 1200 metros del Clásico Francia

La pierna clásica de este sábado en el Hipódromo de San Isidro arrancará con el Francia (L), planteado sobre 1200 metros de diagonal y bajo régimen de handicap, entregando un premio para la ganadora de 2.520.000, un poquito más de lo que recibe un perdedor de 2 años.

Serán apenas seis las participantes, entre ellas la perdedora La Ñarocita (True Cause), y la candidatura se la lleva Keep In Touch (Hurricane Cat, 55 1/2), reservada del Haras Vacación que, más allá de algún resbalón ocasional, viene dando pasos sólidos últimamente y está bien colocada en la distribución de los kilos. La pupila de José Luiz Correa Aranha viene de ganarle por 2 cuerpos a Stranger Things (Safety Check) en una condicional, a mediados de noviembre, y ya guarda sendos segundos en los clásicos Necochea (L) y Etoile (L).

Aquí se cruza con la pesada Jumpy Spring (Full Mast, 59 1/2), peso máximo de la prueba y que nunca consiguió concretar todo lo bueno que insinuó cuando escoltó al malogrado Just On Time (Hurricane Cat) en el Gran Premio Félix de Alzaga Unzué (G1) de 2022. Vuelve a probar de codo y seguramente descuente en el final, aunque habrá que ver si alcanza…

Con sólida campaña platense regresa al norte Keira (Lenovo, 55), que supo ganar en el Bosque el Clásico Wilfredo Latham (L) y en su más reciente actuación terminó segunda a 2 cuerpos de Laima (Fortify) en el Clásico Luis Monteverde, estirándose hasta los 1400 metros.

Siempre se esperó mucho más de Sibenik (Full Mast, 55), que aquí tiene una buena ocasión como para empezar a torcer la historia y transformarse en esa yegua clásica que en su entorno siempre creyeron que tenían, mientras que, tras vencer en la intermedia, It’s Love (Cosmic Trigger, 52) salta de nivel pero no tanto, por lo que puede soñar con ser parte de la definición.