El primero terminó quedándose con el “mano a mano”, logrando un formidable cuatriplete contra el triplete de su colega

Kevin Banegas y Brian Enrique son dos de las mejores apariciones de los últimos años entre los jockeys argentinos, dentro de una camada que tiene la enorme responsabilidad de cubrir espacios como el que dejó un tal Jorge Valdivieso, o que deberá ocupar el lugar de los Juan Carlos Noriega cuando les llegue el momento de colgar la fusta.

Los dos tuvieron una tarde estupenda este miércoles en el Hipódromo de San Isidro, con Kevin ganándole a Brian 4 a 3 en el marcador final, en una carrera particular y entretenida entre ambos y que se estiró durante casi toda la reunión.

Tempranito, en el tercer turno, Banegas abrió su cuenta guiando al triunfo a La Estrella Guía (Le Blues y Hola Como Va, por Lode, Haras El Paraíso) (foto), que le dio continuidad a la racha ganadora del Stud La Nora consiguiendo a los 4 años su segunda victoria en los 1400 metros del Premio Jolly Good.

En el séptimo turno Kevin llegó al doblete en las riendas de Esmeoli (Mr. Magic y Beauticul Becky, por Jump Start, Haras Bernagi), que festejó su segundo triunfo con 3 años, mientras que a renglón seguido Enrique descontó con su primer éxito del día, a bordo de Negro Ninja (Hat Ninka y Bien Peinada, por Lucky Roberto, Luis A. Scalella), que salió de perdedor en su quinta salida.

En el Clásico Tresiete (L), Brian igualó el tanteador con Full Serrano (Full Mast y Serra do Mar, por Jump Start), el reservado del Stud Haras Gran Muñeca, pero poco le duró la alegría porque en la carrera siguiente Banegas festejó otra vez, ahora con Amanti (Violence y Ashtarana, por Dalakhani, Haras La Pasión), que llegó a su tercera victoria en las 12 cuadras del Premio Biceps.

Todo se volvió a emparejar con el éxito de Brian Enrique con Mister Spring (Greenspring y Miss Universal, por Numerous, Haras Vikeda) en la décimo tercera carrera, donde llegó a su segundo lauro ajustadamente.

Pero quedaba todavía el tiempo de descuento, que Banegas aprovechó para volcar finalmente el marcador a su favor. Fue en el décimo quinto turno, cruzando adelante fácilmente con Manolo Dancer (In the Dark y Chichita Dancer, por Johannesburg, Haras La Sortija), que a los 4 años salió de perdedor en su presentación número 12.

El mano a mano terminó con Banegas un disco por encima de Enrique, pero los dos entregaron un espectáculo notable.