Padrillo de éxito desde la Florida, exhibe números que obligan a seguirlo con detenimiento en el futuro

Para aquellos que trabajamos con pedigrees y genética, la lectura de las posiciones alrededor del mundo en las listas de padrillos de 2 años, de primera y segunda generación, abuelos maternos y toda otra categoría medible, es indispensable.

Los datos, afortunadamente, están ahí y su seguimiento simplifica mucho las cosas.  Todos tenemos figuras o futuras estrellas en nuestro radar y estas líneas se tratan de eso. A raíz de una charla, salió a la luz un nombre que ambos interlocutores veníamos siguiendo con atención.

Se trata del padrillo de segunda generación Khozan (2012, Distorted Humor y Delta Princess, por A.P. Indy), que actualmente se encuentra cuarto en esa estadística detrás de Constitution (Tapit), American Pharoah (Pioneerof the Nile) y Honor Code (A.P. Indy), todos padreando en Kentucky mientras Khozan lo hace en Journeyman Stallions, Florida, con un costo de US$ 10.000 el servicio, que ya parece modesto.

El año pasado terminó octavo con números de efectividad entre los productos que corrieron y los que ganaron superiores a los líderes de la estadística: 42%.

Este año lo está haciendo mejor todavía: entre los padrillos de segunda generación tiene índices muy superiores a los tres que lo preceden con un impactante 52% de crías ganadoras sobre las que salieron a la cancha (Constitution 32%, American Pharaoh 21%, Honor Code 33%). 

Es cierto que su asignatura pendiente es producir un ganador de grupo, pero hay que tener en cuenta que el nivel promedio de las madres que se le presentan es inferior a las que reciben los sementales con base en Kentucky, sobre todo el harem a disposición del ganador de la Triple Corona en 2015.

Por Khozan, Al Shaqab Racing pagó un millón de dólares en marzo de 2014 pero su campaña de pistas, lamentablemente, transitó un duro golpe; después de ganar dos condicionales y mientras se preparaba para el Florida Derby (G1) sufrió una lesión que terminó significando su retiro definitivo de las pistas.

No es el primer caso ni será el último. El gran Danzig (Northern Dancer) tuvo un derrotero parecido ya que después de su tercer triunfo común en la corta, una lesión en una de sus rodillas terminó con su carrera y solo la insistencia de su entrenador Woody Stephens convenció a Seth Hancock para que lo incorporara al plantel de Claiborne Farm donde hizo historia.

El padre de Khozan no necesita presentación; aún en actividad Distorted Humor (US$ 50.000 el servicio), ganador de la estadística de padrillos y antes la de “freshman sires” es una referencia de la línea de Mr. Prospector/Forty Niner y padre de una de las revelaciones de los últimos años en la Argentina, Fortify, tres cuartos hermano de Khozan, pues ambos tienen madre A.P. Indy.

Su línea materna es excepcional. Su tercer madre Proud Delta múltiple ganadora de G1, fue Campeona Yegua Adulta de 1976 en tanto su hija Lyphard’s Delta,segunda madre, ganó G2 y dio 3 crías ganadoras de black-type.

Así llegamos a su madre Delta Princess, múltiple ganadora de G3 y que produjo nada menos que a Royal Delta, seis veces ganadora de G1, Campeona 3 años y Campeona Yegua Adulta los siguientes dos años. 

Seguramente en algún momento Khozan será transferido a una operación importante en Kentucky (imitando el derrotero de su bisabuelo Mr. Prospector) donde recibirá yeguas de una calidad superior que, sin dudas, mejorarán aún más sus excelentes números.

Ing. Agr. Claudio Brandoni

@Melquiades2602