Con Abel Romay otra vez luciéndose, y portando 53 unidades, el hijo de Treasure Beach fue pura calidad en el handicap norteño

Los antecedentes de Gran Tesoro en la previa del Handicap Dr. Ignacio Pavlovsky (2200 m, césped), la carrera más importante del viernes en el Hipódromo de San Isidro, no invitaban demasiado a la confianza. Joven, de 3 años, pero ganador de apenas una carrera y dentro del plano alternativo, había arrimado en un par de condicionales con posterioridad a ese festejo, y no mucho más.

Sin embargo, aprovechando al máximo los 53 kilos, y una conducción perfecta e inteligente por parte de Angel Romay, el hijo de Treasure Beach voló más alto que nunca, derrochó guapeza y festejó por primera vez en el plano jerárquico, dando señales de que en la distancia está su fuerte.

Apenas largaron ya estaba adelante el potrillo del Stud Salvador de Puertos, siempre presionado por Kryptos (Winning Prize, 53), con El Darwin (Il Campione, 53 1/2) espiándolos desde la tercera colocación. Una vez en la recta, el puntero disparó y el hasta allí escolta renunció a la pelea, pero fue El Darwin el que se lanzó de lleno en pos de superarlo.

El perseguidor alcanzó al líder por los 150 metros, y pareció que podría superarlo, pero fue allí cuando Gran Tesoro apeló a su corazón y Abel Romay a su garra para resistir a pie firme y conseguir cruzar el disco al frent con medio pescuezo de ventaja, mientras a lejanos 9 cuerpos Dark City (Cityscape, 50 1/2) completaba la trifecta, todo tras 2m15s72/100 sobre el césped normal, con parciales de 26s57/100, 50s19/100, 1m14s36/100, 1m39s31/100 y 2m3s26/100, en un destacado 1-2 del preparador platense Luciano Cerutti.

Bien vale aclarar que en la cancha no estuvo el mendocino Macklin (Master of Hounds) no el veterano Seulement Catcher (Catcher In the Rye), de buenos antecedentes.

Criado por Christine Firmin Didot en el Haras San Francisco Chico, Gran Tesoro tiene por madre a la buena de Flor de Luhuk (Luhuk), titular de 3 victorias en San Isidro y Palermo, incluso en su debut a los 3 años, y hermana del excelente Flesh for Fantasy (Lasting Approval), caballo insignia de la criadora y actual padrillo de su cabaña.