El reciente ganador de la Pegasus World Cup quedó en gran forma y va por más

Cosas de la globalización. El match entre los dos mejores caballos adultos del momento en los Estados Unidos no se daría en casa, sino que tendría como marco la segunda edición de la Saudi Cup, la carrera que se resolverá el 19 del corriente en Riyadh, Arabia Saudita, con 20 millones de dólares en premios.

Así como Bob Baffert manifestó la intención de viajar hacia ese lejano país con Charlatan, ahora está todo dado para que Knicks Go, la otra gran figura de la actualidad en el norte, enfoque hacia el mismo objetivo, según se informó desde el prestigioso Thoroughbred Daily News (TDN).

“Los propietarios quieren ir a la Saudi Cup y me lo dejaron claro. Quería verlo en las semanas siguientes a la Pegasus World Cup antes de ponerlo en un avión y, por fortuna, quedó en gran forma tras esa victoria. No me ha dado ninguna razón para no correr y ahora apretaremos el acelerador para ir a fondo por esa copa”, contó a TDN Brad Cox, preparador del tordillo que corre para el Korea Racing Authority y que descolló hace dos semanas en Gulfstream Park.

La idea con el hijo de Paynter es viajar hacia Riyadh el 8 de febrero, con un plan más ambicioso, ya que si el caballo tiene la actuación esperada en la Saudi Cup podría luego seguir viaje hacia Dubai, Emiratos Arabes Unidos, para disputar a fines de marzo la Dubai World Cup (G1), con otros 12 millones de dólares en premios.

Tras cumplir una gran campaña a los 2 años y que incluyó un triunfo en el Breeders’ Futurity (G1) y un segundo en el Breeders’ Cup Juvenile (G1), pero luego pasó casi 2 años alejado de los discos, hasta que recaló en el stud de Brad Cox.

Desde entonces venció en cada una de sus salidas, en una seguidilla que primero tocó el cielo con las manos en el Breeders’ Cup Dirt Mile (G1) de Keeneland y que luego incluyó la mencionada Pegasus World Cup, sobre 1800 metros. Ahora subirá a los 2000 de la Saudi Cup y el desafío resulta imperdible para la vista, mucho más con Charlatan entre sus rivales…