Kralice se hizo fuerte adelante y se llevó el Enrique Ayulo Pardo

86

La hija de Bay of Plenty controló durante todo el derecho la insistencia de la favorita Kolinda para vencer en el G1 de Monterrico; Rosamunde venció en el Oscar Berckemeyer Pazos (G3)

LIMA, Perú (Especial para Turf Diario).- Ausente Impredecible (Liberal), que debió ser retirada tras ganar el Clásico Polla de Potrancas (G1) por una lesión, la historia de cara al Clásico Enrique Ayulo Pardo (G1-2000 m, arena), de este domingo en Monterrico, lucía ideal como para que Kolinda (Fletcher) pudiera recuperarse de su derrota en esa prueba, donde llegó tercera detrás también de Miss Simons (Meal Penalty), con la que ahora volvía a enfrentarse.

Sin embargo, si bien pudo con esta última, a la ahora defensora del Stud Jet Set -colores que estrenó en esta oportunidad- le salió otro “problemita” imposible de pasar por encima y de nombre Kralice, que la terminó venciendo por 1 1/4 cuerpo para saltar a la cima del ranking local entre las potrancas de 3 años.

Ultima fuera de poste en la mencionada Polla, la zaina que condujo Carlos Javier Herrera encontró una amplísima rehabilitación. Encaretada, la hija de Bay of Plenty y Najran Dancer (Najran) salió disparada de los partidores y rápido asumió el liderazgo, marcando diferencias sobre la argentina Super Nancy (Super Saver) y la propia Kolinda.

Fue esta última la que pasó al segundo lugar en la curva, y ciertamente que parecía que venía perdonándole la vida a la vanguardista. Una vez en el derechoCarlos Trujillo comenzó a pedirle el resto a la favorita, pero Kralice se defendió con mucha valentía por dentro y levantó un muro que su adversaria no pudo sortear, venciéndola tras 2m12s50/100. A 3 3/4 cuerpos, Miss Simons fue tercera.

Del Stud Patrios y la cría del Haras La Qallana, Kralice fue presentada por Freddy Chamy, su propietario, y ahora tendrá la siempre complicada misión de mantenerse al tope de la división, con una Kolinda que seguramente estará ansiosa de revancha.

La tarde en Monterrico incluyó además una nueva versión del Clásico Oscar Berckemeyer Pazos (G3-2000 m, césped), donde el panorama cambió repentinamente cuando, al dejar la primera curva Natalie’s Joy (Minister’s Joy), que venía de imponerse en el Clásico Miguel Fort Magot (G3), hizo un movimiento brusco y desmontó a Iván Quispe, su jinete.

La que mejor capitalizó esa eventualidad fue Rosamunde (Eye on Jacob), que avanzó desde su séptimo lugar en aquella prueba para terminar ahora adelante doblegando por 1 1/2 cuerpo a Reina de Arendelle (Badge of Silver).