El jockey logró un destacado cuatriplete en el norte, y con el hijo de Winning Prize alcanzó en el Handicap Tatan el mejor de esos éxitos

Correr la distancia cargando pocos kilos siempre es una ventaja. De esa circunstancia y de una tarde inolvidable del aprendiz Gonzalo Barda, que redondeó un lucido cuatriplete, sacó provecho Kryptos (49 1/2 kg.) para dar el golpe en el Handicap Tatan (2400 m, arena normal), la prueba más importante del miércoles en el Hipódromo de San Isidro.

De 4 años y titular de apenas un triunfo en su campaña, el hijo del campeón Winning Prize salió airoso de su primera experiencia sobre una milla y media, manejando los hilos de la carrera desde la partida y haciéndose inalcanzable en la recta final para llegar a la meta con 2 1/2 cuerpos de ventaja sobre Last Corredor (Lasting Approval, 50 1/2), otro de los peso pluma dentro del grupo de apenas 5 participantes.

Con comodidad y bajo parciales de 26s14/100, 50s85/100, 1m15s78/100 y 1m39s31/100 se movió al frente el pupilo de Pablo Chioccarelli, perseguido durante la mayor parte del recorrido por Nostalgique (Endorsement, 51). Este perdió fuerza ya en el codo y fue cuando el enorme favorito Candilero (Aerosol, 59) -prometía un sport de $ 1,25- apuró la marcha para tratar de alcanzar al puntero.

Sin embargo, Kryptos se puso firme, resistió y se mantuvo adelante, con Last Corredor atropellando de refresco para aprovechar el agotamiento de Candilero y dejarlo tercero por el pescuezo, casi sobre la meta. A otros 16 cuerpos, El Refusilo (Cima de Triomphe, 58 1/2) quedó cuarto en una labor de mala para abajo, con Nostalgique cerrando la marcha, todo tras 2m29s17/100.

Criado en el Haras Recoveco, el zaino había perdido en sus 10 salidas posteriores a abandonar la más baja de las categorías, allá por febrero de 2021, pero ahora se sintió cómodo con los metros y los kilos para darle a su campaña un salto de calidad bastante inesperado, si de apoyarse en sus antecedentes se trata.

Seguramente de aquí en adelante no encuentre tantas facilidades, aunque tiene de su lado el que ahora ya la milla y media no será un terreno desconocido. Quizás, una nueva etapa en su campaña haya comenzado…