Un total de 188 ejemplares fueron anotados para la 36ta. edición de la serie; las dos yeguas animarán el Distaff (G1), como en 2018

Sudamérica tiene dos enormes ilusiones de cara a lo que será la próxima semana en Santa Anita Park, California, la 36ta. edición de la Breeders’ Cup, la serie de carreras más importante del mundo. Entre los 188 ejemplares que fueron preinscriptos este miércoles aparecen los nombres de las campeonas Blue Prize (Pure Prize) (foto) y Wow Cat (Lookin At Lucky), ambas postuladas para animar el Breeders’ Cup Distaff (G1-1800 m, arena, US$ 2.000.000 de bolsa).

Como hace doce meses en Churchill Downs, la argentina y la chilena estarán presentes en la prueba cumbre de la temporada para las yeguas mayores, y, lo que es mejor, integrando el grupo de las máximas candidatas, dando paso a la ilusión de volver a vencer en esa prueba, como ocurrió con las albicelestes Bayakoa (Consultant’s Bid) y Paseana (Ahmad).

La Breeders’ Cup entregará más de 30.000.000 de dólares en recompensas y llegará al bellísimo hipódromo lindero con las colinas de San Gabriel por décima ocasión, todo un récord en el historial, con fecha para el viernes 1 y el sábado 2 de noviembre.

Al cabo de un año que no tuvo nombres que puedan acercarse al talento de Zenyatta (Street Cry), American Pharoah (Pioneerof the Nile) o el más fresco Justify (Scat Daddy), la serie tiene, al menos en la previa, como participantes centrales a McKinzie (Street Sense), Code of Honor (Noble Mission), Midnight Bisou (Midnight Lute), Bricks and Mortar (Giant’s Causeway) y la irlandesa Magical (Galileo).

Sobre el Distaff, la mencionada Midnight Bisou, invicta esta temporada, luce como la gran candidata, seguida de cerca en la impresión por Blue Prize, que acaba de superar a Elate (Medaglia D’Oro) en el Juddmonte Spinster Stakes (G1) de Keeneland. Esta última es otra de las 12 anotadas, aunque todo da a entender que sus allegados se inclinarán a la hora de las ratificaciones por enfrentar a los machos en el Classic (G1-2000 m, arena, US$ 6.000.000).

Wow Cat parece algo por debajo del nivel que exhibió en 2018, cuando terminó segunda de Monomoy Girl (Tapizar) en el Distaff, pero su clase invita a pensar que volverá a prenderse en la definición.

Además, aparecen como probables Ollie’s Candy, hija del crack Candy Ride, y Serengeti Empress (Alternation), cuya abuela es la argentina Love Dancing (Salt Lake). Lo que se dice, un Distaff bien sudamericano.

Esta vez ninguno de los ejemplares de esta parte del mundo que se clasificaron por la vía del Challenge Series Win and You’re In estará en la cita. Problemas físicos y objetivos diferentes hicieron que las cinco plazas de que dispone el continente quedaran vacantes.

Las 14 carreras que conforman la Breeders’ Cup tiene un máximo de 14 participantes, con la excepción del Breeders’ Cup Juvenile Turf Sprint (G1), del Breeders’ Cup Turf Sprint (G1) y del Breeders’ Cup Dirt Mile (G1), cuyo tope es 12 ejemplares. La semana próxima se conocerán las nóminas definitivas, ya con Santa Anita entrando en calor para otro festival fantástico.