La prueba, de G2 y con una milla de recorrido, llevará el sábado próximo a la hija de Key Deputy hasta Canadá, ante bravas rivales

Tras faltar a su apunte en el Eatontown Stakes (G3) de Monmouth Park, hace un par de semanas, la yegua argentina Scotish Star enfrentará el sábado próximo un nuevo desafío a nivel internacional en el Nassau Stakes (G2), que se correrá sobre una milla en el césped de Woodbine, en Canadá, con una bolsa de premios de US$ 175.000.

Propiedad del Haras La Providencia y del LNJ Foxwoods y bajo la preparación de Todd Pletcher, la hija de Key Deputy será conducida por el jockey Reylu Gutiérrez, arrancará desde la puerta 3 y tendrá 8 adversarias.

Ganadora del Gran Premio Polla de Potrancas (G1) de Palermo en 2020, Scotish Star compitió en 3 oportunidades esta temporada, llegando segunda el Endeavour Stakes (G3), en el Hillsborough Stakes (G2) y en el Miss Liberty Stakes (L), las dos primeras pruebas en Tampa Bay Downs y la restante en Monmouth Park. Con su estilo de moverse a la descubierta, Scotish Star aparece como una de las principales candidatas a quedarse con la victoria en una carrera dura por donde se la mire.

La irlandesa Fev Rover (Gutaifan) no compite desde que en agosto de 2022 fue tercera en el E.P. Taylor Stakes (G1), pero entre sus victorias se cuentan el Canadian Stakes (G2), también en Woodbine, y el Prix du Calvados (G2) francés, sin olvidar que fue tercera en las QIPCO 1000 Guineas (G1) de Newmarket, en Inglaterra.

Chad Brown viajará con Eminent Victor (Mr. Z), que si bien acaba de volar bajo en el Gallorette Stakes (G3) de Pimlico, cuenta con un éxito en el Wild Applause Stakes (L) y un tercero en el Natalma Stakes (G1), en esta cancha.

Moira (Ghostzapper) fue Caballo del Año y Campeón 3 Años Hembra de 2022 en Canadá tras una campaña que la vio vencer en el Stella Artois Futurity (L), en el Woodbine Oaks (L) y en el Queen’s Plate Stakes (L). Tras su quinto de Tuesday (Galileo) en el Breeders’ Cup Filly & Mare Turf (G1) de 2022, acaba de volver al ruedo con un segundo en el Belle Mahone Stakes (G3), y quedó lista para retomar la buena senda, jugando de local.