Pegada a la baranda exterior, la yegua de Santa María de Araras apareció como una exhalación para llevarse la victoria en el Gilberto Lerena (G1)

La formidable victoria de Strategos en el Gran Premio de Honor (G1) eclipsó casi todo durante la tarde de sábado en el Hipódromo de Palermo, menos la atropellada para el infarto que le permitió a la generosísima Fanciful alcanzar un merecido primer éxito en la máxima escala para su campaña en los 2200 metros de césped del Gran Premio Gilberto Lerena.

Un relojito siempre, referente plena entre las mayores en la distancia de grama, la reservada de Santa María de Araras apareció abierta en el derecho interno porteño para “entrometerse” en el dueño que venían sosteniendo las potrancas Doña Gota ( John F Kennedy) y Mahagonny (Storm Embrujado) y pasarlas de largo cuando ya casi parecía imposible.

“La verdad que la yegua no estaba con los 10 puntos, como en sus mejores tardes, pero corre mucho y tiene corazón, por eso este triunfo es todo de ella”, relataba luego Rodrigo Blanco, su jockey, “sacándose el sombrero” ante la potencia de la alazana, un cuadro en la redonda, dicho sea de paso.

Realmente lucía difícil al dejar la curva final pensar en que Fanciful iba a tener la potencia necesaria como para descontar los muchos cuerpos que le habían sacado las dos tres años; de hecho, sólo a 200 metros del disco llegó la ilusión de que marcara. Pero en el cierre fue una aplanadora, imparable y eficaz. Doña Gota había podido torcer el brazo de Mahagonny y quedaba nada, pero pegada a la baranda externa apareció la nieta de Lode para pasar de largo y sacarle medio cuerpo a la carta de San Benito, con la favorita en tercero al pescuezo, resumiendo todo en un tiempo de 2m14s93/100.

Fue 1-2 para el entrenador Carlos D. Etchechoury, que tiene en Fanciful a una figura consagrada de la división y en Doña Gota a un nombre fresco y sin techo aparente. Concepto similar al de esta última le cabe a Mahagonny, que en su primera gestión gradual mostró clase y porvenir.

Hermana materna del ganador de G1 Fantastic Four, y próxima a cumplir los 6 años, Fanciful redondeó su séptima conquista en 24 salidas y confirmó todas sus cualidades principales, como su categoría y su regularidad.

Pastera nata, habrá que ver ahora si en su entorno deciden que llegó el momento de hacer una nueva prueba en la arena ante la cercanía del Gran Premio Criadores (G1) o si sigue compitiendo en su terreno preferido enfocando la Copa de Plata (G1) de diciembre próximo. Sea cual sea la decisión, la alazana echará mano a su clase para dar lo mejor. Como siempre.