El hijo de Filoso Emperor batió por el pescuezo al favorito Barón Blue y fue la figura de la tarde en el lunes de Palermo

Candidato de Turf Diario, Joy Filoso encontró desquite en el Clásico Cipol (L-1400 m, césped), la prueba más importante del lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo y en la que había llegado quinto hace doce meses. Con su atropellada de siempre, el hijo de Filoso Emperor recuperó la senda ganadora después de más de siete meses.

Ya había dado señales el zaino de querer volver por sus fuegos con su previo tercero en el Clásico Urbano de Iriondo (L), en San Isidro, y ahora lo concretó. Corrido por Luis Vai, vino lejos en el comienzo y mejoró más temprano de lo usual en el derecho. Pasó por un pequeño espacio, dominó al favorito Barón Blue (Orpen) por los 150 metros y resistió hasta la meta, venciendo por el pescuezo; a 1 1/2 cuerpo, el G1 El Benicio (Hurricane Cat) quedó tercero, dando señales positivas. El tiempo empleado el defensor del Stud tucumano Rubio’s fue de 1m23s90/100.

Criado por Sergio Carlos Rossi y al cuidado de Raúl Ricardo Rioboo, Joy Filoso lleva una campaña notable, mostrándose competitivo ya con 6 años bien entrados. Sobre 35 salidas alcanzó 10 victorias y, además del Cipol, se quedó con los clásicos América (G2), Southern Halo (G3), Urbano de Iriondo, Río de La Plata (L) y Asociación Argentina de Fomento Equino (L).

Con ganancias por suculentos 3.090.470 pesos, Joy Filoso no sabe de descansos, pero tampoco de pasar mucho tiempo sin trascender. Pronto, seguramente, volveremos a tener noticias del zaino.