Reprisando tras 9 meses, y luego de dos flojas performances de G1, ganó el Handicap Aníbal D. Etchart, en Palermo

Después de dos fracasos rotundos en el máximo nivel, reprisando tras exactamente 9 meses de inactividad, con sus manitos vendadas y perdonado en los kilos (59) en comparación con algunos de sus rivales, el cordobés Tarsino apelo a toda su clase para comenzar el camino de la recuperación en el Handicap Aníbal D. Etchart (1000 m, arena), la primera de las tres pruebas por encima del nivel común que se resolvieron este lunes en el Hipódromo Argentino de Palermo.

Titular de los clásicos Necochea (L) y Cyllene (G2), de pobrísima actuación luego en los grandes premios Maipú (G1) y Félix de Alzaga Unzué (G1), la atropellada del hijo de Violence y Tarsa Girl (Southern Halo) se volvió a hacer sentir en una prueba donde el secreto estuvo en esperar.

Mientras el G1 Sublime Boy (Sidney’s Candy, 56) respetaba su táctica de moverse adelante, los caballos que terminarían definiendo quedabaj lejos, aguardando por la segunda mitad del desarrollo para entrar en acción.

Así, cuando el líder sintió el esfuerzo “atropellaron todos”. El que más fuerza tuvo fue el pupilo de José L. Pedernera, que empujado por Brian Enrique batió finalmente por el pescuezo al pampeano Romanticón KeyB (Key Deputy, 62), con South Prospect (Freud, 60) en tercero a medio largo y El Cubista (Angiolo) completando la cuatrifecta a la cabeza, todo tras 55s32/100.

Defensor de la caballeriza Las Tres Señoritas y criado de forma particular por el señor Juan J. Reale, Tarsino casi que inevitablemente deberá volver al camino de los clásicos. Ya pagó la inactividad y ahora tendrá que dar un saltito de calidad para intentar retomar su lugar entre los sprinters más destacados del medio, hacia las grandes carreras del último trimestre.

Ahora con 6 victorias en 11 salidas y premios acumulados por 1.833.900 pesos, Tarsino sigue respondiendo a los genes veloces de su pedigree. Tarsa Girl, su madre, es hermana materna del macanudo Tomero (Roman Ruler), todos bajando desde la recordada alazana Tizna (Bid Us), ligera en serio y que tuvo como su mejor cría a la G3 en la recta Trelia (Roy).