El pacemaker One Samurai se agrandó y el hijo de Roman Ruler lo quebró en los tramos finales para ganar por segunda vez esa carrera y quedar listo para el Latinoamericano, carrera en la que no estará el Orpen de Firmamento

La batalla del Clásico Italia (G3-2000 m, arena), este domingo en un muy concurrido Hipódromo Argentino de Palermo, terminó con un brillante ganador: Sandino Ruler. El dato fue que no debió luchar a brazo partido con Emotion Orpen (Orpen), como las tabuladas y la previa indicaban, sino que el hijo de Roman Ruler puso mucha clase para batir a One Samurai (First Samurai), el compañero de aquél y que casi se hace perdiz corriendo como pacemaker, trabajando para tratar de marcar un ritmo sostenido y así favorecer la atropellada de su “socio”, que se lesionó su mano izquierda y debió ser desmontado en la pista.

Casi sorprende Luciano Cabrera con el “muletto” de Firmamento, pero Juan Carlos Noriega cumplió al pie de la letra el plan de carrera trazado, el caballo del Stud Egalité de 9 mostró que no sólo puede o debe correr adelante y terminó por quedarse con el primer lugar, mantener su invicto desde que volvió desde los Estados Unidos y confirmando que es uno de los grandes candidatos para ganar el Longines Gran Premio Latinoamericano (G1) del 24 de octubre próximo en Maroñas, Uruguay, hacia donde viajará como uno de los extraclasificados y completando la delegación nacional que tiene nominados a Village King (Campanologist), Miriñaque (Hurricane Cat) y al propio Emotion Orpen, ahora lejos de viajar ante el problema físico que evidenció.

Va de menor a mayor Sandino Ruler, como levantando temperatura, mejorando en cada salida tras ese paso flojito por el turf del norte. Sin dudas que en el Italia -carrera que ya había ganado en 2019- encontró su pico máximo de rendimiento hasta el momento. Favorito en el totalizador llegó a la meta medio cuerpo antes que One Samurai -que se abrió molestando de los 200 al disco- y empleando una marca excelente: 2m58/100.

A 8 cuerpos, Fango Negro (Sidney’s Candy) reprisó con una gestión interesante, y a otros 2 Emotion Orpen terminó cuarto, pero luego volvería desmontado y se conocería que manco de su mano izquierda, quedando descartada de inmediato su participación en el Latinoamericano de Maroñas. En apariencia, la lesión sería en el tendón, pero los estudios veterinarios a los que será sometido en los próximos días serán determinantes para su futuro.

Entrenado por Roberto Pellegatta y Juan Saldivia, Sandino Ruler tiene una misión grande del otro lado del Río, a simple vista, la más difícil de toda su campaña. En el domingo soleado de Palermo demostró estar a punto caramelo para intentar la hazaña y permitir un viaje con al esperanza bien arriba.