Desde la versión que se disputará en noviembre en Keeneland el total de la bolsa a repartir será de US$ 35.000.000

Después de la reunión que sostuvieron este martes, la junta de Directores de Breeders’ Cup Limited anunció un aumento de 4.000.000 de dólares en el total de premios a repartir al cabo de la serie de carreras más importante del mundo desde su próxima edición, por desarrollarse entre el 6 y 7 de noviembre, en Keeneland.

Con el incremento, el total de dinero subirá a 35.000.000 de dólares, con el detalle de que ahora cobrarán los ejemplares que crucen el disco hasta el décimo puesto, en lugar del octavo, como era hasta ahora.

De la plata por agregarse, 1 millón se sumará al Longines Breeders’ Cup Classic (G1-2000 m, arena), con lo que su total será de 7, mientras que 2 millones se aportarán al Longines Breeders’ Cup Turf (G1-2400 m, césped), con lo que ahora el ganador se llevará 6 millons, transformándose en una de las dos carreras sobre césped más rica delmundo. El restante millón llevará a dos como total la bolsa del Big Ass Fans Breeders’ Cup Dirt Mile (G1-1600 m, arena).

“Estos incrementos reflejan la misión de Breeders’ Cup de llevar su campeonato a los máximos niveles de calidad y a mantener nuestras carreras competitivas en lo internacional. Nuestra decisión de abonar recompensa hasta el décimo clasificado se funda en una cuestión de reconocimiento hacia la lealtad en la participación que siempre han mostrado propietarios y profesionales, comentó Drew Fleming, Presidente y CEO de Breeders’ Cup Ltd.

La reunión de Directores dejó otro punto interesante en materia de sanidad animal, pues se dispuso adoptar para 2020 las varias recomendaciones que realizó recientemente el Dr. Larry Bramlage, mayormente como consecuencia del accidente que le costó la vida en el último Classic a Mongolian Groom (Hightail).

Como se recordará, el caballo había sido visto con evidentes temas físicos en la semana, pero pudo competir y terminó lesionándose en carrera, por lo que no quedó otra opción que sacrificarlo.

Las cuestiones de sanidad animal a nivel global han tomado muchísima importancia y Breeders’ Cup trabaja para darle entidad.