El hipódromo de Lexington recibirá en noviembre la serie, pero sin público en sus instalaciones

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- La expectativa de los hípicos por disfrutar en noviembre próximo de una segunda Breeders’ Cup en Keeneland quedó trunca tras conocerse que la serie se llevará a cabo sin público y bajo estrictos protocolos. En la ciudad del caballo por excelencia aquí, fue un mazazo a la ilusión. Sin embargo, Breeders’ Cup decidió hace sólo unas horas que el festival de carreras más amplio del mundo regrese al bellísimo hipódromo en 2022, luego de que el año próximo tenga como sede otra pista icónica y bellísima como Del Mar. La 39na. edición del evento llegará, entonces, el 4 y 5 de noviembre de 2022 en Keeneland, lo que marcará la tercera ocasión en que le haya sido otorgada la sede, después de una primera experiencia formidable allá por 2015.

“La comunidad local de amantes de las carreras, de empresas y de todos los miembros de la industria del turf son el soporte de nuestro deporte y por eso creemos que se merecen una ‘segunda oportunidad’ en el corto plazo de poder vivir la experiencia de nuestra serie en el tope de su potencial. Por esa razón, estamos orgullosos de anunciar que el Campeonato Mundial volverá a Keeneland para 2022”, comentó Fred Hertrich, uno de los Directores de Breeders’ Cup.

También se aclaró que aquellos que hayan comprado sus tickets para esta temporada, recibirán la devolución completa del dinero.