La hija de Storm Embrujado, Yegua del Año en 2016, será servida por Empire Maker

El turf argentino pierde a uno de sus principales estandartes en el exterior. El entrenador Ignacio Correas (h.) dio a conocer a Turf Diario la noticia sobre el retiro de la campeona Dona Bruja, que ahora emprenderá el camino de la reproducción para ser servida la próxima temporada por el cotizado padrillo Empire Maker (Unbridled) en Gainesway Farm.

“La mandamos al campo a descansar después de su última actuación, y para pensar si la seguíamos entrenando o la retirábamos. Ya tiene 7 años y es tiempo de que descanse, se lo ganó sobradamente. Iván Gasparotto, su propietario, está aquí y la decisión la tomamos en conjunto. La yegua fue una parte muy especial para toda la caballeriza durante el largo tiempo que tuvimos la posibilidad de disfrutarla y el agradecimiento para con ella es enorme por todo lo que nos dio la posibilidad de vivir. Si nuestra actualidad es tan buena, en mucho fue gracias a ella. Es una gran satisfacción para todos nosotros que se retire sana”.

Hija de Storm Embrujado y This Is Crazy (Nureyev), la zaina que crió el propio Iván Gasparotto fue Yegua del Año en Argentina en 2016, temporada en la que ganó los clásicos Guerrico (G2), Sibila (G2) y Los Haras (G2), y que cerraría con una brillante conquista en el Gran Premio Copa de Plata (G1).

Ya en los Estados Unidos, Dona Bruja daría muestras de inmediato de su enorme categoría, venciendo consecutivamente en el Old Forester Mint Julep Handicap (G3) y en el Modesty Handicap (G3), cayendo luego prácticamente en el disco ante la chilena Dacita (Scat Daddy) en el Beverly D. Stakes (G1) de Arlington Park. Su 2017 se cerraría con un cuarto lugar en el First Lady Stakes (G1).

Reprisando el año último, Dona Bruja se impuso en el Lambholm South Endeavour Stakes (G3) alcanzando bien entrada la temporada una ajustada derrota en el First Lady Stakes (G1) de Keeneland. Su despedida de las pistas llegaría en diciembre, cuando fue quinta en el Matriarch Stakes (G1) de Del Mar.

Interesante el cruce buscado por Gasparotto para Dona Bruja en su primer año de servicio, apuntanto a un excelente caballo y continuador de la línea Mr. Prospector y que tiene ya un consagrado cruce con todo lo que sea parte de la genética de Northern Dancer, que la campeona muestra tanto en la parte alta como baja de su pedigree.

Otro punto interesante es que Empire Maker suele aportar físico a sus crías (como todo lo que muestre Unbridled en sus papeles), ideal para una yegua de físico mediano como Dona Bruja.

Dona Bruja deja las pistas y para la legión argentina en los Estados Unidos es un golpe fuerte, difícil de digerir, aunque esperable por su edad. Claro que a la vez, imposible evitar el agradecimiento para una yegua que siempre lo dio todo y que dejó bien alto el prestigio local allí. Ahora habrá que esperar con esperanza lo que sean capaces de dar sus hijos.