Valiente, la potranca controló en el disco y por apenas el hocico a Super Academia para abrazar la copa del Clásico Eusonio C. Boni (L)

LA PLATA.- Le costó bastante más de lo previsto, pero La Clota logró sacar a flote su enorme favoritismo y quedarse con la copa del Clásico Eusonio C. Boni (L-1100 m, arena normal), una de las dos carreras por encima del nivel común que incluyó la muy entretenida jornada porteña y donde logró, de paso, olvidar rápido su previo traspié en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1) porteño.

Haciendo su primera presentación en la ciudad de las diagonales, la hija de Claro Oscuro fue veloz como siempre para animar el desarrollo desde los puestos de vanguardia, pero esta vez también derrochó guapeza para contener con lo justo la arremetida que en el final desató Super Academia (Super Saver), que, un metro después del disco, había ganado. Fue de hocico nomás la diferencia entre ambas, con Most Briller (Most Improved) volviendo a correr bien, ahora para terminar tercera a 2 largos, todo tras buenos 1m4s54/100.

Campañón el de la pupila de Luis A. Gaitán, que fue de las mejores 2 años en el centro, se estuvo ganando la avena en las Estrellas del interior un tiempito y ahora parece haber vuelto a los máximos para ya no irse. Con 6 triunfos en 9 presentaciones, ese palmarés incluye conquistas en los clásicos Saturnino J. Unzué (G2), Carlos Casares (G3), Estrellas Entrerrianas y Estrellas Cordobesas de Villa María.

En Sembladita (Emperor Richard), que a los 2 años ganó en La Plata el Clásico Fortunato Damiani (G3) antes de lesionarse de gravedad, y en una vieja familia con amplio desarrollo en Vacación, La Clota tuvo un socio ideal en Brian Enrique, que con su potencia logró haerla llegar al disco con el objetivo cumplido.

Capaz de adaptarse a cualquier circunstancia y pista, ahora para La Clota está la posibilidad de pensar en enfrentar a los machos y a los mejores exponentes de la velocidad con codo en el Clásico Ciudad de La Plata del 19 de noviembre próximo, una carrera que se viene armando para ser formidable.