El entrenador presentará a la campeona argentina en la Pegasus World Cup Filly & Mare Invitational (G2) y a la yegua de Charles Fipke en el Inside Information Stakes (G2)

Por Diego H. Mitagstein

Para el entrenador argentino Ignacio Correas (h.) no será un sábado más de carreras. En Gulfstream Park, Miami, se jugará dos cartas bien fuertes al cabo de un nuevo mitín de la Pegasus World Cup (G1). Con Marina, su compañera de toda la vida, cerca, después de disfrutar unos días con su nieta en Disney, el profesional está enfocado en lo que serán las presentaciones de sus yeguas Didia (Orpen) y Two Item Saver (Super Saver), la primera animando la Pegasus World Cup Filly & Mare Invitational (G2-1700 m, césped, US$ 500.000 de bolsa) y la restante siendo de la partida en el Inside Information Stakes (G2-1400 m, arena, US$ 200.000).

Vaya si tiene ilusiones Nacho aunque, como es común en él, la confianza tiene como límite el respeto hacia cada una de sus rivales, que, en ambos casos, serán muchas y duras.

Con Didia, el preparador intentará cambiar aquél rostro de desazón tras un Breeders’ Cup Filly & Mare Turf (G1) que no terminó como esperaba, por uno mucho más feliz. La campeona albiceleste está bárbara, como siempre, y por la lógica pura del peso de su campaña es una de las máximas candidatas.

“Llegó bien, trabajó bien. No hay nada nuevo ni nada raro con ella. La tuvimos que viajar casi 2 semanas antes porque en Kentucky el frío hizo que cerraran las canchas, y por eso nos adelantamos, para poder trabajarla. Hizo 1000 metros con José Ortíz y nos gustó a todos”, cuenta como primera reflexión ante el nuevo gran desafío que se viene.

Luego, ya sobre la carrera, dice: “Son todas bravas, por 500.000 dólares de premio nunca es fácil. Didia en los Estados Unidos no perdió nunca sobre 1700 metros, y además le gustan las pistas duras como la que se va a encontrar; ganó en Santa Anita y en San Isidro en esas condiciones. Este año la Breeders’ Cup en Del Mar se va a correr sobre 1800 metros, así que con la idea de volver a estar presentes, habrá que buscar clásicos en esa distancia”.

Como ya se dijo, José Ortíz reemplazará en las riendas de Didia a Vincent Cheminaud, y Correas tiene claras las instrucciones para el jinete: “En la Breeders’ Cup nunca fue la idea venir tan lejos, y ahora espero verla a 2 ó 3 cuerpos de las punteras, no mucho más, y ojalá se haga bien movida para ayudarla cuando llegue la hora de cambiar de ritmo”.

La esperanza será doble para Nacho en Gulfstream Park, pues un rato antes ensillará a la prometedora Two Item Saver en el Inside Information Stakes, una yegua propiedad del potente criador y propietario Charles Fipke, con el que viene trabajando desde hace un tiempo.

“No tiene condicionales para correr y sacando el día que la corrimos 1700 metros, siempre ganó con nosotros. Está todo bien a su alrededor y creo que esta carrera puede darnos una buena medida de hasta donde es capaz de llegar. En Keeneland ganó espectacular y en su última salida, aunque no creo que le haya gustado la pista sintética de Turfway Park, igual ganó y lo mejor fue su final. Es importante llegar a una carrera así con un propietario tan importante”, cierra el concepto.

Mientras espera por volver a Kentucky (“Prefiero el frío y estar en casa”, dice), Ignacio Correas (h.) se ilusiona con tener otro día de gloria, como tantos que ya vivió desde que hace más de 20 años se radicó en los Estados Unidos.

Didia y Two Item Saver son las depositarias de su esperanza y en los dos casos le sobran razones como para aguardar un resultado de los buenos, incluso, el mejor resultado…