En su año de despedida, el jockey italiano se impuso en el primer Classic de la temporada europea con el hijo de Frankel

NEWMARKET, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- En su año de despedida (al menos hasta el momento), Frankie Dettori no podía tener un mejor comienzo dentro de la temporada grande europea, ganando este sábado una nueva edición de las trascendentes QIPCO 2000 Guineas (G1-1600 m, césped, de recta) en el hipódromo de esta ciudad, abriendo la Triple Corona.

Con Chaldean, el potrillo con el que venía de rodar en la partida del Greenham Stakes (G3), hubo ahora revancha y un cuarto festejo en la prueba para el formidable jockey italiano, a 27 años de su primera conquista, con Mark of Esteem (Darshaan).

Ganador a los 2 años del Darley Dewhurst Stakes (G1), también aquí y de recta, Chaldean repitió la hazaña de Frankel (Galileo), su padre, que se llevara la versión de 2011, superando por claros 1 3/4 cuerpo a Hi Royal (Kodiac), uno de los nombres menos considerados, mientras Auguste Rodin (Deep Impact) y Little Big Bear (No Nay Never), las dos cartas de Coolmore y máximos candidatos, eran apenas décimo segundo y décimo cuarto y último, respectivamente, fracasando por completo.

Dettori trajo siempre cerca a Chaldean mientras Hi Royal salía a marcar el camino, en la mitad del recorrido empezó a pedirle algo más de esfuerzo para atacar de firme de los 500 metros al disco y, una vez adelante, ponerse cómodo, estableciendo un tiempo de 1m41s64/100 sobre una pista que se puso blanda con el correr de la reunión ante la lluvia caída.

Preparado por Andrew Balding, Chaldean es un reservado de Juddmonte Farm, la divisa del desaparecido Khalid Abdullah que festejó por quinta vez en las 2000 Guineas. El potrillo tiene por madre a Suelita (Dutch Art), ganadora de 4 carreras pero ya madre también de The Broghie Man (Cityscape), dueño del Committed Stakes (L), y de Alkumait (Showcasing), que supo vencer en el Dubai Duty Free Mill Reef Stakes (G2), además de los placé clásicos Get Ahead (Showcasing) y Gloves Lynch (Mukhadram).

“Esto es increíble, no quiero llorar, pero es asombroso que me haya pasado esto”, comentó inicialmente Dettori, para luego agregar: “Una vez que dominamos la carrera ya estaba terminada, pero tuvimos que luchar para llegar hasta la punta”. Como se sabe, el látigo anunció su retiro para fines de 2023.