El potrillo se quedó con el Chester Vase (G3), con Frankie Dettori up; la potranca ganó por 22 cuerpos el Cheshire Oaks (L)

CHESTER, Inglaterra (Especial para Turf Diario).- Los 2472 metros del Chester Vase (G3), base del mitín en el hipódromo de este pequeño pueblo en Cheshire, siempre sirven de referencia hacia el Epsom Derby (G1), la carrera más importante para los 3 años de la temporada.

En su versión 2023, disputada este miércoles, muchos vieron en Arrest, su contundente ganador, a un ejemplar capaz de llevarse la gloria en Epsom Downs. De Juddmonte Farms, preparado por John y Thady Gosden y con Frankie Dettori en sus riendas, el hijo del crack Frankel no encontró mayores problemas en batir por 6 1/2 cuerpos a Adelaide (River Australia), del equipo Coolmore, y provocar elogios.

“Fácilmente podría tratarse de un caballo especial. Es complicado juzgarlos en una cancha tan blanda como la que tocó, pero sacó un buen margen y tranquilamente puede llegar lejos”, comentó el látigo italiano, en quizás su última aparición en Roodee, como también se conoce a Chester.

Por su parte, tras ganar por primera vez el Chester Vase, John Gosden agregó: “La facilidad con que ganó me sorprendió. Vino siempre bien y manejó las condiciones del terreno, aunque estaba tan bien como podía estar en entrenamiento. Nos gustó y se mostró en la distancia, dejándonos todas las opciones abiertas hacia Epsom. Le gustó el piso blando y si Epsom está duro, no creo que vaya a pasar lo mismo, así de fácil. El Prix Jockey Club (G1), en Francia, también está en carpeta, pero en este momento no hay razones para pensar que puede no estar en el Derby”.

La jornada en Chester incluyó también el Cheshire Oaks (L), disputado sobre 2281 metros, donde Savethelastdance fue una máquina de correr y apabulló por 22 cuerpos a There’s the Door (Starspangledbanner), dándole una alegría al Team Coolmore.

Preparada por Aidan O’Brien y con Ryan Moore en sus riendas, la hija de Galileo y Daddys Lil Darling (Scat Daddy) venía de salir de perdedora hace unos pocos días en Leopardstown, Irlanda, y ahora proyecta su futuro hacia el Epsom Oaks (G1), carrera para la que está considerada una de las máximas candidatas.