La yegua desafía a los machos en pos de la revancha en la prueba cumbre para velocistas; Franken, Brexit y Fast Night, sus principales rivales

MONTEVIDEO, Uruguay (De un enviado especial).- La fantástica jornada del Ramírez se cerrará esta noche en el Hipódromo de Maroñas con el siembre imperdible Gran Premio Maroñas (G2-1000 m, arena), la carrera cumbre de la temporada para los velocistas en el ámbito local.

Previsto para las 22,15, tiene en la imparable yegua Sub Princess a una candidata de lujo. Imparable viene siendo el andar de la hija de Subordination, que ya acumula 20 victorias a lo largo de su campaña impresionante, siete al cabo de sus 8 salidas más recientes. Dueña de 10 clásicos, fue tercera en esta misma prueba hace 12 meses y ahora busca tomarse revancha.

Por supuesto que nada le será fácil, sobre todo por presencias como la del brasileño Franken (Holy Roman Emperor), que fue preciso en su despedida para vencer en el Clásico Francia (L).

El tres años Brexit (Salto) quedó lejos del anterior en el Clásico Chile (L), pero rápidamente se rehabilitó cruzando adelante el disco del Clásico Amodeo, sobre el kilómetro y entre sus congéneres.

Sub Princess tendrá un compañero de yunta potente como Fast Night (Meal Night), que vuelve al ruedo tras salir de escena a principios de junio, cuando fracasó en el Clásico Campeones Sprint. Imposible pasar por alto la categoría del defensor del Stud Oro Negro -los colores de Sir Fever (Texas Fever)…- conocedor de la cima de la categoría y que fuera escolta de Holy Legal (Holy Roman Emperor) en el Maroñas 2019.