Llegando a los 2000 metros, el hijo de Mastercraftsman se lució sobre la grama del norte y ganó por cómodos 5 cuerpos

La campaña del ascendente Bamb Craf encontró este miércoles en el Hipódromo de San Isidro su mejor función hasta el momento. Después de un paso breve pero sólido por las condicionales, de pagar el derecho de piso en el Gran Premio San Isidro (G1) y de escoltar al ahora titular de G1 Zillion Stars (Cityscape) en la milla del Clásico Embrujo (L), el caballo de Firmamento saltó a los 2000 metros para tener una actuación para ilusionarse.

En el marco del Clásico Tresiete (L), sobre la cancha de césped normal, el zaino que pesa más de 500 kilos apabulló a sus rivales, un tanto apoyado en los 55 kilos que debió cargar pero, mayormente, exhibiendo una evolución importante con respecto a su última labor, y que ahora le abre a Juan Carlos Bagó y todo su equipo un panorama por demás interesante a futuro, con otro macho fuerte defendiendo la chaquetilla de la gaviota.

Que un hijo de Mastercraftsman encuentre en los 2000 metros de césped una distancia ideal para lucirse, no debe llamar la atención. De allí que el Team Gaitán haya pensando en el Tresiete para buscar el “lanzamiento” a las grandes ligas de Bamb Craf, que corrió cerquita del puntero Perfect Smile (Sigfrid, 52 1/2) durante toda la recta opuesta, lo empezó a encimar en el codo y, ni bien llegó la recta final, dominó para sacar rápidamente amplias ventajas.

La confianza de Rodrigo Blanco encontró la mejor respuesta en Bamb Craf, que ya por la mitad del derecho tenía su victoria asegurada. El favorito Dalbornell (Don Valiente, 60) intentó arrimarse, pero debió conformarse con terminar segundo a 5 cuerpos, medio por delante del liviano Durazzo (Fortify, 50), de gran labor ya que venía de salir de perdedor. El tiempo de 1m58s44/100 es dato contundente de las bondades de la actuación del ganador.

Hermano materno de la G2 Bamb Harlan (Harlan’s Holiday) y de la ganadora clásica Seattle Bam (Seattle Fitz), Bamb Craf tiene ahora en el horizonte el Clásico Botafogo (G3) y el Gran Premi Miguel A. Martínez de Hoz (G1) como grandes objetivos. Sin dudas, dará pelea.