La mejor potranca de 2020 en Europa, y una de las grandes estrellas del turf mundial, correrá el Mooresbridge Stakes el 3 de mayo

La temporada europea de carreras ya empezó a tomar temperatura de cara a las grandes carreras. Poco a poco se acaban las “vacaciones de invierno” para los mejores caballos en entrenamiento y se van mostrando, preparándose para los desafíos importantes que se vienen.

Algunos ya se sacaron el polvo en Arabia Saudita o los Emiratos Arabes Unidos, como los casos de Mishriff (Make Believe) y Lord North (Dubawi), pero la mayoría trabaja en pos del regreso. Tras retiros como el de Enable (Nathaniel), hay algunos caballos que todos quieren volver a ver. Cuesta establecer un ranking al respecto, pero, seguro, si se armara, el nombre de la formidable Love no estaría fuera del Top 3.

La hija de Galileo y Pikaboo (Pivotal) fue una de las grandes sensaciones de la última temporada, consagrándose como Campeón 3 Años Hembra al cabo de los Premios Cartier. Todo lo bueno que ya había mostrado a los 2 años venciendo en el Moyglare Stud Stakes (G1) se potenció en 2020 con un año perfecto e hilvanando victorias en las 1000 Guineas (G1), en el Epsom Oaks (G1) y en el Yorkshire Oaks (G1).

Propiedad de Coolmore y atendida por Aidan O’Brien, Love se quedó sin poder correr en octubre último el Prix de l’Arc de Triomphe (G1) ante las lluvias que pusieron pesado el césped de ParisLongchamp, cuando el entrenador mostró una frialdad asombrosa para retirarla del que era su gran objetivo argumentando, acertadamente, que la potranca iba a continuar su campaña y debía preservarla. Su baja se dio poco antes de que los demás participantes de la divisa fueran borrados de la serie francesa ante una contaminación detectada en un alimento que consumieron.

Pues bien, la vistosa alazana apareció en la nómina previa de participantes para el Alleged Stakes (G3), que se correrá el próximo sábado sobre 2000 metros en el césped de The Curragh, pero O’Brien no la confirmó y dilatará un poquito más su vuelta al ruedo, aunque no se quedará sin cartas en esa prueba, pues allí si ratificó a Broome (Australia), otra de sus buenas yeguas, y una de las favoritas…

De todas formas, no habrá que esperar demasiado para que Love vuelva a generar expectativas inmensas de show, pues el mago de Ballydoyle  ya tiene un plan diagramado. “Es demasiado temprano para empezar su campaña este año, y por eso esperaremos hasta el Mooresbridge Stakes del 3 de mayo también en The Curragh. Es un año largo y preferimos demorar un poco más con ella, pensemos que tienen que mantener su nivel hasta mediados de diciembre”, contó O’Brien a Racing TV, en una extensa entrevista y en la que amablemente respondió sobre muchos de sus mejores caballos, tras sacarse la foto con Lope y Fernández (Lope de Vega) en el Heritage Stakes (L), de este miércoles en Leopardstown.

El regreso de Love está a la vuelta de la esquina, y el turf del mundo ya se empieza a preparar para verla desparramar su talento en las pistas europeas, otra vez, con el Prix de l’Arc de Triomphe como el gran mojón al que apunta, allá por octubre, en Francia.