La G1 Joy Nikita fue vendida y será otra madre argentina en Japón

600

La ganadora del Gran Premio Mil Guineas (G1) ya no volverá a competir aquí; viajaron Atómica Oro y Positive Mind

Otra de las buenas yeguas argentinas fue vendida para ser madre en Japón, alimentando un mercado que temporada tras temporada pone en el ojo en nuestro país en busca de “perlas”. Se trata de Joy Nikita, una de las mejores potrancas de 2018 y que ya no volverá a correr en nuestro país.

Hija de Fortify y Dale Niñera (Dalhart), realizó una breve pero muy importante campaña, con paso más destacado en su conquista del Gran Premio Mil Guineas (G1), que marcaría su despedida de las pistas. También dueña del Clásico Eliseo Ramírez (G1), a los 2 años, fue además segunda en el Clásico Saturnino J. Unzué (G2) y tercera en el Gran Premio de Potrancas (G1) y en el Clásico Carlos Casares (G3).

Su pedigree es realmente de Clase A pues su madre es hermana materna de las G1 Stormy Ninguna (Bernstein), Stormy Nimble (Bernstein) y Stormy Niña (Bernstein), todas a su vez, destacadas productoras. En su base, se trata de una familia de enorme categoría del entrañable Haras Ojo de Agua. Joy Nikita nació en el Haras La Biznaga, colores que luego defendió en las pistas, siempre al cuidado de Roberto Bullrich.

Asimismo, este fin de semana se embarcaron rumbo a Japón las notables Atómica Oro (Orpen) y Positive Mind (Equal Stripes), de cuyas exportaciones se diera cuenta aquí ya hace unos meses.