La hija de Star Runner viajó a los Estados Unidos por cuenta de sus propietarios y comienza su entrenamiento

LEXINGTON, Kentucky (Especial para Turf Diario).- Se siguen sumando esperanzas para la armada argentina y sudamericana en los Estados Unidos. En la edición de miércoles de Turf Diario se daba cuenta del próximo viaje de Ballado’s Beach (Treasure Beach), fresca ganadora del Gran Premio Gilberto Lerena (G1), hacia los Estados Unidos y con destino final esta ciudad, tras ser adquirida por el J & J Williams LLC. y para quedar bajo el entrenamiento de Ignacio Correas (h.).

Pues bien, la caballeriza del exitoso preparador en Keeneland acaba de recibir otra de las buenas yeguas que se pudieron disfrutar recientemente en Palermo y San Isidro como Obia Star, enviada por sus propietarios en busca de dar la nota en la hípica más competitiva del mundo.

Por Star Runner y Obia (El Sembrador), y de la cría del Haras Cortines, la alazana fue una de las potrancas destacadas durante 2022, dándose el gusto de salir de perdedora en el Clásico General Luis María Campos (G2), haciendo puesta con Super Shine (Super Saver), que acaba de debutar aquí llegando segunda en el Santa María Stakes (G2), perdiendo en el disco.

Además, Obia Star fue segunda de Nos Dijimos Todo (Cosmic Trigger) en el Gran Premio Selección (G1) y de Super Bijou (Super Saver) en el Clásico Ignacio, Ignacio F. e Ignacio  Correas (G2); tercera en el Gran Premio Polla de Potrancas (G1), en el Gran Premio Enrique Acebal (G1) y en los clásicos Arturo R. y Arturo A. Bullrich (G2) y Manuel J. Güiraldes (G3); y cuarta en los grandes premios de Potrancas (G1) y Jorge de Atucha (G1).

Con 5 años en el hemisferio norte, Obia Star compitió por última vez en Argentina en noviembre, cuando llegó sexta en el Clásico Ramón Biaus (G2), tras haber sido segunda en el Handicap Miss Grillo.

Versátil para rendir sobre arena o césped por igual y capaz de mostrar un nivel interesante de la milla para arriba (ideal para las carreras buenas de yeguas en el norte), con Obia Star empieza otro sueño grande para propietarios argentinos, y también una nueva posibilidad para Ignacio Correas de seguir empujando el elévage sudamericano, como con Blue Prize (Pure Prize), Didia (Orpen) y tantos más…