De atropellada, la yegua se quedó con el Clásico Francisco B. Bosch (G3) y el caballo con el Clásico Intendente Melchor Posse (L)

Dos finales estupendos y dos “relojitos” como ganadores tuvieron los clásicos que aportaron la cuota jerárquica durante la calurosa jornada del sábado en el Hipódromo Argentino de Palermo.

Por un lado, La Hilary (Grand Reward) pisó fuerte en la recta para sacar el máximo provecho de su atropellada y quedarse con el General Francisco B. Bosch (G3-1000 m, arena), mientras que, por el otro, después de mucho buscar y trabajar, Single Prince (Strategic Prince) encontró su primera victoria importante en el Intendente Melchor Posse (L-1200 m, césped).

Todo estuvo dentro de lo esperado en el Bosch, con Pura Bellota (Manipulator) saliendo a correr adelante y Elcisa (Angiolo) dándole pelea por la parte interna, situación que anticipaba que más adelante habría una cuenta por pagar. Elcisa abandonó bastante pronto y Pura Bellota quedó sola y con ventajas claras, y por los 200 metros parecía que volvería a lograr su cometido.

Pero La Hilary y Francisco Leandro tenían otro plan. El jockey brasileño conoce de memoria a la yegua de Osvaldo Ottaviano y su Stud Elsie, la esperó todo lo que más pudo y le pidió el esfuerzo final, ese que terminó rindiendo sus frutos en los 50 metros, cuando alcanzó y dominó a Pura Bellota. También cargó fuerte la potranca Singer Key (Key Deputy), que terminó como escolta a medio largo y con idéntico margen sobre la puntera, que se paró con ganas en el cierre; a 3/4 de cuerpo, la favorita La Barbra (Grand Reward) fue cuarta, todo tras 56s36/100.

Atendida por el paraguayo Candelario Cáceres en La Plata y criada por el Haras La Quebrada, La Hilary redondeó su triunfo número 5 en 22 salidas y el tercero en este plano, pues también se hizo de las últimas dos versiones del General Güemes (L).

En el Intendente Melchor Posse, el hombre que manejó por muchos años el distrito de San Isidro pero que, paradójicamente, tiene su homenaje en Palermo, los 6 participantes llegaron separados por apenas dos cuerpos, con Single Prince alcanzando por fin a sobresalir en el plano de los black-type.

Con ritmo frenético Frantastic R (Remote) y Crossonly (Star Runner) lucharon desde la partida y casi hasta la meta, pero en esa cuadra final la carga del crédito del Stud Tramo 20 rindió sus frutos para dominar y sacar 3/4 de cuerpo de ventaja. Frantastic R fue segundo y Crossonly tercero a medio largo. 

Un hocico más atrás terminó Capo Beach (Treasure Beach), que debió levantar y corregir cuando avanzaba por la parte interna, regalando metros preciosos; dio la sensación de que sin ese tropiezo, podría haber terminado más adelante. Si bien llegó a 1 1/2 largo del ganador, se esperaba algo más del favorito J be Tom (J b K), quinto y sólo delante de Tawa Nov (Termi Nov). El tiempo de la carrera fue excelente: 1m9s9/100.

Al cuidado de Omar Labanca, Single Prince, criado en sociedad por La Leyenda y el Winchell Thoroughbred LLC, tuvo un socio ideal en el jockey Juan Cruz Villagra.