Caballo del Año de 2019 en Argentina, el tordillo enfrentará 5 oponentes el sábado próximo en el Pacific Classic (G1) de Del Mar, entre ellos, a Maximum Security

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- Miriñaque, consagrado la última semana como Caballo del Año de 2019 en Argentina, ya está en la recta final de lo que será el sábado próximo su veloz debut en las pistas de los Estados Unidos, animando nada más y nada menos que el Pacific Classic (G1), la prueba para caballos mayores más importante dentro del mitin en Del Mar.

Entrenado por María C. Muñoz, el hijo de Hurricane Cat cumplió este domingo su último movimiento serio camino al objetivo, y Toby Turrell, cronometrista del hipódromo, le tomó 48s80/100 para los 800 metros, con parciales de 12s60/100, 25s20/100 y 36s60/100, “galopando afuera” en 1m60/100 para el kilómetro y 1m14s20/100 para las doce cuadras, siempre con mucha facilidad y con el brasileño Tiago Pereira en sus riendas, el hombre que será su jockey.

Para Miriñaque, que está 10/1 en el morning line, serán 5 los adversarios por enfrentar, aunque uno más complicado que el otro. Indudablemente la gran estrella de la carrera es Maximum Security, Campeón 3 Años Macho de 2019 en los Estados Unidos y que buscará mantener su invicto esta temporada, después de ganar la Saudi Cup en Arabia Saudita y de reprisar recientemente quedándose aquí con el San Diego Handicap (G2), en su primera actuación bajo la atención de Bob Baffert.

Cotizado como “even money”, Maximum Security volverá a cruzarse con Midcourt (Midnight Lute), segundo al hocico en el San Diego, a los que se suma Higher Power (Medaglia D’Oro), tercero en esa prueba preparatoria y ganador del Pacific Classic en 2019.

El de Sharp Samurai no es un nombre de relleno, pues el hijo de First Samurai sube en la distancia con el aval de cuatro victorias graduales en California y un reciente segundo a medio cuerpo de United (Giant’s Causeway) en el Eddie Read Stakes (G1)

La lista de confirmados la completa Dark Vader (Tale of the Cat), el único que paga más que el argentino (12/1) y que acaba de sumar una victoria condicional en Del Mar, tras un par de interesantes arrimes graduales.

Miriñaque dejó la Argentina el 18 de junio, por lo que su debut en los Estados Unidos llegará a poco más de dos meses de su desembarco, repitiendo una experiencia que tuvo flojos resultados en tiempos recientes. Por ejemplo, Mystery Train (Not for Sale) se subió al avión el 14 de julio de 17 de julio de 2014, y el 24 de agosto hacía un papelón en el Pacific Classic llegando anteúltimo a una cuadra de Shared Belief (Candy Ride). En 2018, Roman Rosso fue trasladado hacia el norte el 25 de abril y el 18 de agosto era cuarto de Accelerate (Lookin At Lucky), aunque a 21 3/4 cuerpos.

¿Cómo influirá la falta de adaptación en el nivel de Miriñaque? ¿Podrá el pequeño tordillo sumar su primera hazaña internacional a su fantástico trajinar de 2019 en Argentina y que incluyó victorias en la Polla de Potrillos (G1) y en el Nacional (G1).

La misión es difícil, está claro. La expectativa moderada. Pero la ilusión, como siempre sucede con los caballos, está en las nubes, soñando con que nuestro último campeón pueda con todo y nos de una alegría inolvidable. Al fin y al cabo, parece que nació para hacer historia.