La yegua del Stud-Haras Las Raíces ganó por 8 cuerpos y al galopito el Clásico Zenda Bohemia, en La Plata

LA PLATA.- “La fija” de La Javiera se hizo sin más trámite en el Clásico Zenda Bohemia (2000 m, arena), la carrera que abrió la doble jerárquica del domingo en el Bosque. La yegua del Stud-Haras Las Raíces volvió a mostrarse en nivel alto, sin fallas, implacable, como viene siendo una costumbre en los últimos tiempos, mostrando una química llamativa con el trazado sureño.

Con el brasileño Francisco Leandro reemplazando en sus riendas a Martín Valle (en La Punta para la serie del Dupuy…), la linajuda hija de Ghostzapper y la G1 Forty Paulina (Roar) dejó que Stemme (Cima de Triomphe) corriera al frente con amplias ventajas, comenzó a acercársele en la curva y por los 200 metros ya pasó al frente para, a partir de allí, alejarse con facilidad extrema hasta alcanzar el disco con 8 cuerpos de ventaja sobre Star Austral (Cosmic), repitiéndose así el marcador del Clásico Tina Champ, hace algunas semanas.

A otros 2 1/2 cuerpos, Bella del Bosco (El Bosco) completó el podio, con la mencionada Stemme y Canela Night (Caribean Night) terminando de darle forma al marcador rentado. El tiempo de la carrera fue más que bueno: 2m5s81/100.

Al cuidado de José Cristóbal Blanco en el Campo 2 de San Isidro, y enorme favorita de $ 1,40, para La Javiera fue el décimo triunfo sobre 25 salidas, habiendo totalizado ya en premios la fortuna de 4.437.730 pesos -y eso que fue distanciada del primer lugar por molestar en el millonario clásico Los Criadores (G2)…-.

La alazana tiene un pedigree excepcional. Su madre no sólo fue ganadora del Gran Premio Enrique Acebal (G1), sino que es abuela en los Estados Unidos del G3 Send It In (Big Brown) y de la placé clásica Canny (Big Brown) y hermana del Derby Winner Fanatic Boy (Mat Boy) y de Fade Frisa (Fadeyev), que en Uruguay produjo al campeón Fletcher (Ecclesiastic), ganador del Gran Premio José Pedro Ramírez (G1).

La Javiera probablemente encare el Campeonato Palermo de Oro, con la confianza por las nubes y un nivel que permite ilusionarse con más actuaciones destacadas, ya en el máximo nivel.