La liquidación del Haras La Biznaga terminó con un remate record

2346

Ante una Rural colmada, la potranca Joy Belinda se vendió en 4.596.480 pesos

Hubo euforia y mucha en la etapa final de la liquidación total y sin reservas del Haras La Biznaga, este domingo en el tattersall de la Sociedad Rural Argentina. Pero también muchísima tristeza y añoranza, con las imágenes de tantos grandes caballos criados en la cabaña de la familia Blaquier que la hicieron grande en apenas 40 años de historia.

Se terminó de ir La Biznaga, y es imposible no sentirlo si se ama la hípica. Los Toss, los Ante, los Monte, los Shy, los Storm… Marcas registradas de un trajinar en los hipódromos que tuvo como sello principal una crianza magnífica.

Fue una despedida en etapas, que quizás por eso no fue tan chocante. Pero ahora, ya cayendo en la realidad que esa chaquetilla verde y rosa no saldrá a la pista más que por algún caballito que ayude a despuntar el vicio, es como que el mundo se viene abajo…

Lo que iba a suceder con la venta, todos los sabían: los precios estarían por el aire, con un interés importante por hípicos del exterior y que terminaron llevándose un número muy grande de las piezas, lo que hace todavía más dura la liquidación: mucho del trabajo de La Biznaga por tantos años ahora será aprovechado en otras tierras.

A la hora de los precios, la venta de los productos 2017 dejó un nuevo record nacional de la mano de la potranca Joy Belinda, un hija de Fortify y South Besa (Southern Halo), hermana materna de la ganadora de G1 Pure Bike (Pure Prize) y que terminó siendo adquirida por Matías Villamil, en comisión, por 120.000 dólares, al cambio del día, unos 4.596.480 pesos.

Ahí nomás quedó en el ranking Joy Vanity, otra hembra por Fortify pero con Harlan’s Variable (Harlan’s Holiday) como madre y la G1 Valery Lady (Roy) como abuela. Por ella, el martillo de Carlos Ezcurra y (Arg) Sales bajó en 115.000 dólares, unos 4.404.960 pesos.

Los 84 yearlings que fueron ofrecidos -sólo 2 faltaron a la cita- alcanzaron una recaudación de 1.752.240 dólares, con un promedio de US$ 20.860.

En el segmento de las yeguas en entrenamiento también el movimiento fue grande, con números fuertes. El tope lo alcanzó la linajuda Remixada Oro, ganadora de 3 carreras y placé clásica, pero hija de Orpen y la extraordinaria South Remera (Southern Halo), por lo tanto, hermana materna de los clásicos Giant Remex (Giant’s Causeway), Relinda Inc (Include) y Storm Remero (Bernstein), en la generosa familia de Refinado Tom. El Haras Embrujo se quedó con la bella zaina a cambio de 56.000 dólares ($ 2.145.024).

Como era de esperarse, la venta liquidación final del Haras La Biznaga fue un éxito desde lo económico, quizás, la “fija” más clarita de un año difícil para el turf nacional, con un desarrollo plagado de estorbos y que tuvo en el pase a la historia de la cabaña de la familia Blaquier a una noticia que dolió a todos.

Se cerró una página repleta de momentos de oro. Pero, también, el turf es una actividad de renovación permanente, en la que la especialidad de la casa es dar vuelta la hoja para soñar con más. Es un consuelo.