El caballo brasileño se quedó este viernes con el Hollywood Turf Cup Stakes (G2), en Del Mar, con el chileno Lukka cumpliendo un gran estreno en los Estados Unidos siendo tercero a pescuezo y hocico

DEL MAR, California (Especial para Turf Diario).- A nada estuvo de darse un brillante 1-2 para el turf sudamericano en el Hollywood Turf Cup Stakes (G2-2400 m, césped, US$ 201.000 de bolsa) de este viernes en Del Mar. Con una conducción magnífica por parte del jockey chileno Héctor Berríos, el caballo brasileño Planetario se quedó con la victoria superando por el pescuezo al irlandés Francesco Clemente, mientras que, haciendo su debut en las pistas de los Estados Unidos, el trasandino Lukka (Lookin At Lucky) finalizó tercero a sólo el hocico.

En una carrera bastante lenta, la cuestión sólo comenzó a moverse en la curva final, cuando ya el puntero Balladeer (Distorted Humor) dejó de venir cómodo. Abierto movió Lukka y Berríos, sin perder un metro durante todo el recorrido, encontró un pequeño espacio por donde filtrar a Planetario, que, guapo, pasó para dominar y mantenerse al frente.

Lukka insistió en el tramo final pero arriba sintió lógicamente la inactividad y al exigencia de volver en la milla y media, con Francesco Clemente atropellando bien abierto para quitarle justo en la meta el segundo puesto, todo tras 2m28s2/100 en pista firme.

Preparado por Richard Mandella, el ganador llegó a su segunda conquista de grado de la temporada, pues antes había vencido en el San Juan Capistrano Stakes (G3), tras abrir su 2023 llegando segundo en el San Luis Rey Stakes (G3).

“Fue una gran conducción la de Berríos. No perdió un metro y lo corrió con muchísima confianza. No teníamos dudas en su regreso a los 2400 metros y tampoco de que cargara tanto peso”, resumió Mandella, que un día antes había ganado también en Del Mar el Red Carpet Stakes (G3) haciendo sociedad con otro jockey sudamericano: Tiago Pereira.

Hijo de Il Doge, Campeón 2 Años de 2014 en Brasil, Planetario tiene por tercera madre a la recordada yegua argentina High Sever (Ringaro), de notable campaña sobre el césped de San Isidro, y es reservado del Stud Red Rafa.

Sobre Lukka, quedó una muy favorable sensación de cara al futuro. Tras perderse la Breeders’ Cup, que se había planteado como objetivo, Neil Drysdale le dio un estado espectacular y el caballo respondió en gran forma. 

Perdió porque perdió y por la mano maestra de Berríos, pero en un próximo enfrentamiento ante Planetario, tranquilamente puede dar vuelta la historia.